Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conseller de Interior lamenta que Barcelona no esté al lado del 1-O porque la gobierna Colau

Pascal compara a Puigdemont con Mandela por estar dispuesto a "darle la vuelta a la historia"
El nuevo conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, ha afirmado que Barcelona no está "al lado del referéndum" del 1-O porque la alcaldesa de la ciudad es Ada Colau y no el exalcalde Xavier Trias.
Lo ha dicho en el acto de la campaña del PDeCAT por el 'sí' en el referéndum en el que han participado el presidente de la Generalitat, Carles Pugidemont la presidenta del partido de la Vegueria de Barcelona, Mercé Homs, la exconsellera y vicepresidenta del PDeCAT, Neus Munté, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, el coordinador de Organización del partido, David Bonvehí, y el nuevo conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull.
Forn fue mano derecha de Trias cuando éste gobernaba el Ayuntamiento de Barcelona ocupando el cargo de teniente de alcalde de Presidencia, Régimen Interior, Movilidad y Seguridad, y ha recordado: "Algunos se reían cuando Barcelona perdía un alcalde independentista y decían que no era tan importante".
"No tener un alcalde soberanista como Trias no ayuda a que la capital de Catalunya esté al lado del referéndum", ha dicho y ha recordado que en octubre de 2014 los alcaldes integrados en la Associació de Municipis per la Independència (AMI) cruzaron la plaza Sant Jaume del Ayuntamiento de Barcelona a la Generalitat para dar respaldo al 9N.
Ha asegurado que ese acto "ahora, no se podría hacer" y ha lamentado que el hecho de que Trias perdiera las elecciones municipales de 2015 es, en parte, porque lo incriminaron en un caso de evasión fiscal con una cuenta que no era suya; un caso que Forn ha atribuido a las denominadas cloacas del Estado.
Forn asume desde el viernes la cartera de Interior --de la que dependen los Mossos d'Esquadra-- tras el cese de exconseller Jordi Jané y ha advertido de que en los 75 días que quedan para el 1 de octubre hay que explicar el referéndum y hacer campaña "no sólo para hacer una celebración democrática sino para ganar" la consulta.
Ha emplazado a los asistentes a participar de la campaña con una sonrisa: "Ante los ataques y fanatismos, contra las actitudes intolerantes, sentido del humor".
En la misma linea, Pascal ha pedido una actitud serena ante las voces que apuntan que hay discrepancias dentro del partido por el referéndum del 1-O: "Se han divertido mucho diciendo muchas mentiras, como que si estamos peleados o que si no nos queremos".
Ha emplazado a perseverar con el trabajo y ha puesto como ejemplo al expresidente del Govern Artur Mas, al que "no se lo han puesto fácil"; una mención que ha levantado los aplausos de los asistentes.
"La actitud tiene que ser la de 'salir y disfrutar', con fuerza, sentido de la trascendencia, con buen tono, porque nos quieren enfadados", ha avisado Pascal que ha recordado que es el Govern quien debe tirar adelante la operativa del 1-O, pero que el partido tiene la responsabilidad de hacer que gane la opción independentista que anhelan.
MIQUEL MARTÍ Y POL
Ha recordado la efeméride que se cumple este martes --el nacimiento de Nelson Madela-- del que ha recordado su lucha por la libertad y por los derechos: "No puedo dejar de vincular a Puigdemont con Mandela y con Miquel Martí y Pol", ha dicho antes de recitar un verso del poeta catalán para presentar al presidente al que ha definido como alguien dispuesto a darle la vuelta a la historia.
Al acto han asistido la mayoría de consellers del PDeCAT, el presidente del partido en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, la concejal en el consistorio, Maite Fandos y la exconsellera cesada Meritxell Ruiz