Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una condenada por la pieza de Fitur asegura que el gabinete de López Viejo le indicó cómo había que facturar

Niega que el concepto "Varios" sean las supuestas comisiones al ex viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid
La trabajadora de las empresas del 'cabecilla' de la trama Gürtel, Francisco Correa, Mónica Magariños, condenada a tres años de prisión por las irregularidades en la contratación del expositor institucional de la Generalitat de Valencia en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en las ediciones de 2005 a 2009, ha afirmado este miércoles que Pedro Rodríguez Pendás, exasesor del ex viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, le dio instrucciones sobre cómo facturar los eventos realizados para la administración regional.
Magariños, que ha declarado como testigo en el juicio por la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005), ha explicado que Rodríguez Pendás --para el que la Fiscalía pide cuatro años y medio de prisión-- le llamaba para indicarle cómo tenía que facturar los eventos organizados, si dentro o fuera de contrato. Así lo ha dicho al ser preguntada sobre si alguien de la Comunidad de Madrid daba instrucciones al respecto, como por ejemplo los precios a señalar en las facturas.
Posteriormente, ha precisado que ella como productora sólo se encargaba de organizar los eventos y de conocer las condiciones y detalles requeridos por la administración madrileña y no de hacer la facturación. En este sentido, ha apuntado que el que fuera asesor de López Viejo no decía qué conceptos había que plasmar en las facturas, sino exclusivamente si había que integrar estos pagos en actos dentro o fuera del contrato ya firmado.
FACTURACIÓN DE "IMPREVISTOS"
Magariños ha añadido que la encargada de hacer las facturas era Alicia Mínguez --una de las 37 acusadas en esta causa--, al mismo tiempo que ha destacado que el presupuesto inicial de un evento podía ser modificado después porque "siempre, en casi todos los eventos" existían "imprevistos" y se hacían una hoja aparte para luego remitirla al contratante.
Asimismo, sobre el concepto "Varios" y "RR.PP." que aparecen en muchas facturas remitidas a la Comunidad de Madrid, Magariños ha dicho que el primero de ellos responde a esos "imprevistos" que surgen en los montajes como "la compra de botellas de agua"; mientras que el segundo hace referencia a las funciones de relaciones públicas que hacen las productoras durante la celebración de los actos.
El Ministerio Público afirma en su escrito de acusación que en el concepto "Varios" eran apuntes del porcentaje de la comisión que se pagaba a López Viejo por los actos de la Comunidad de Madrid contratados con las empresas de Correa.
CONFIRMA LA DEUDA DE 'EL BIGOTES' CON HACIENDA
Por otro lado, Magariños, como secretaria durante una temporada del responsable de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes', ha sido preguntada por las deudas de su entonces jefe con Hacienda. La testigo ha apostillado que éste recibía su sueldo en efectivo para que después su gestor, José Sevilla, fuese cancelando las cuentas pendientes con la Agencia Tributaria.
"No recuerdo la cantidad, pero sé que era muchísimo dinero", ha agregado. De esto modo, Magariños ha confirmado lo manifestado por Pérez y Correa durante sus respectivas declaraciones en este juicio sobre las siglas 'J.S.' que aparecen en la contabilidad de Correa.
Ambos aseguraron que estas letras corresponden al asesor y no al exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y exmarido de la exministra Ana Mato, Jesús Sepúlveda, tal y como cree la Fiscalía. Precisamente, José Sevilla estaba citado este miércoles para testificar, pero el abogado de Pérez, José Javier Vasallo, solicitó este martes posponer su comparecencia debido a que ha sido intervenido quirúrgicamente.
La jornada de este miércoles, la septuagésima séptima desde que comenzó el juicio el pasado 4 de octubre, ha estado marcada por la renuncia de varios testigos que estaban convocados para el mismo día de hoy.
Ante esto, el presidente del tribunal, el magistrado Ángel Hurtado, ha mostrado su enfado por la falta de previsibilidad de algunos abogados y por el retraso que esto provoca en la celebración de la vista oral. Es más, ha decidido parar la sesión durante 15 minutos para salir a pedir disculpas a las personas citadas a declarar.