Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urdangarin declarará a puerta cerrada en el caso de los correos electrónicos íntimos

Iñaki Urdangarin. Foto: Archivocuatro.com

El Juzgado de Primera Instancia 46 de Barcelona ha estimado la petición del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, de declarar este martes a puerta cerrada para garantizar su derecho a la intimidad, a raíz de la demanda contra su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres, y ocho grupos de comunicación por difundir correos electrónicos que presuntamente vulneraban su honor.

Según el auto de la juez María del Remei Vergés, la decisión de celebrar la vista a puerta cerrada "tiene como finalidad justamente facilitar el correcto desarrollo del mismo y garantizar la protección a la intimidad que se solicita", más cuando el objeto de la demanda es precisamente la supuesta vulneración de este derecho.
Urdangarin envió el 5 de julio una petición escrita la juez para solicitar su declaración a puerta cerrada al considerar que resultaba necesario para la "protección" de su vida privada, personal y familiar, a lo que Fiscalía no se opuso --al no considerar la causa de interés general-- y sólo lo hizo uno de los grupos de comunicación.
El Duque y Torres están citados a declarar como testigos este martes a las 10.00 horas en una vista donde se decidirá si se mantiene la medida cautelar pedida por Urdangarin de prohibición de difundir los emails, que el yerno del Rey consideró que afectaban a su derecho a la intimidad personal y familiar.
Según la demanda del Duque, el exsocio de Urdangarin fue quien filtró los correos a los medios para causarle un perjuicio, ya que era el destinatario y "no habría sido posible sin la intervención del Sr. Torres".