Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas sobre la confesión de Jordi Pujol: "Es un asunto privado y personal"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha comparecido este lunes ante la comisión de investigación del Parlament sobre fraude y ha vuelto a situar la confesión de su predecesor Jordi Pujol sobre su dinero sin regularizar en el extranjero como un asunto "privado y personal", y ha asegurado que, al saberse, la Agencia Tributaria de Cataluña reaccionó por escrito. También ha defendido la actuación "absolutamente pulcra y correcta" del gobierno catalán en las concesiones de las ITV, caso por el que está imputado el exdiputado del Parlament y exsecretario general de CDC Oriol Pujol.

"No puedo entrar en más detalles porque la ley me lo impide, pero puedo confirmar que, en las semanas siguientes --a la confesión--, organismos como la Agencia Tributaria de Cataluña actuaron", ha asegurado en su comparecencia en la comisión de investigación del Parlament sobre fraude.
Este órgano del Govern "actuó como actúa una agencia, que es por escrito, en defensa del erario público" de la Generalitat, ha agregado.
Mas ha reconocido que, aunque es un tema personal y familiar, es consciente de que la confesión de Pujol tiene afectaciones "múltiples sobre el partido --CDC--, sobre CiU, sobre el país, sobre las instituciones", sobre el cargo que ocupa y sobre él mismo.
Ha recalcado que supo los hechos que confesó Pujol el mismo día en que envió un comunicado, en el que el expresidente afirmó que tuvo cuentas en el extranjero sin regularizar.
Así, lo supo a las 08.00 horas del 25 de julio, en un encuentro que mantuvo con Pujol, en el que el exmandatario aceptó enviar un comunicado con su confesión por la tarde, y no por la mañana como él quería hacer, justo cuando CDC iba a informar a los medios de su nuevo organigrama, tras la salida de Oriol Pujol como secretario general convergente.
Caso ITV
En su comparecencia en la comisión de investigación de la cámara sobre el caso Pujol, ha recordado que el caso ITV viene de años atrás y que aún no hay sentencias definitivas, y ha reivindicado que han intentando resolver "el lío jurídico y pacificar el ámbito de las concesiones", algo que le consta que ya intentaron hacer otros gobiernos de Cataluña.
"Les puedo decir que, desde que presido la Generalitat, la actuación del Govern en el tema de las ITV ha sido absolutamente pulcra y correcta, hasta el punto de que supuestas influencias que se querían ejercer en una línea determinada acabaron en la línea contraria", ha aseverado.
Lucha contra el fraude y soberanismo
En otro momento de su comparecencias, Mas ha relacionado la lucha contra el fraude fiscal con la Hacienda pública que su gobierno reivindica, y ha asegurado que el Ejecutivo está cumpliendo, ya que ha impulsado la mayoría de iniciativas que prometió a poner en marcha sobre transparencia y buen gobierno.
"El compromiso del actual Govern contra el fraude fiscal es la apuesta rotunda que estamos haciendo por la Hacienda pública catalana", ha proclamado durante su comparecencia.
Artur Mas ha indicado que, al principio de la actual legislatura, hace dos años, anunció 51 medidas a favor de la transparencia. De estas 51 medidas, 26 son competencia exclusiva de su gobierno: 16 ya se han cumplido y 10 están en ejecución.
Otras 9 medidas que dependen de otras instituciones catalanas que no son el Govern: una se ha cumplido totalmente, tres se están tramitando y cinco están pendientes.
Y otras 16 medidas no dependen directamente de la actuación del Govern y del Parlament: de todas ellas se ha hecho una, siete están en tramitación y están pendientes ocho.
Caso Palau
Sobre el caso Palu, el presidente catalán ha reprochado al resto de partidos que todos ellos mantenían años atrás una "competencia" para ver quién lograba que aceptasen más enmiendas a favor del Palau de la Música en las diferentes negociaciones presupuestarias.
En su respuesta a la intervención de la líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, en la comisión del Parlament sobre fraude, Mas ha admitido varias reuniones con el expresidente de esta institución cultural, Fèlix Millet.
"Si la gran acusación de la señora Camacho es que yo algunas veces me había visto con Fèlix Millet, entones sí que me siento culpable", ha dicho el presidente, resaltando que lo mismo han hecho muchos dirigentes políticos.
"Todo el mundo se hacía fotos --con él-- y corría a presentar enmiendas", según el presidente Mas, que ha garantizado que su partido no se ha financiado a través del Palau de la Música.
Sin indicios contra él
Por otra parte, y tras recordar que lleva más de 20 años en política, ha resaltado que por sus manos han pasado muchos contratos, por lo que ha lanzado la siguiente pregunta a Camacho: "Desde el punto de vista de irregularidades, ¿me saben decir alguna?".
"Contra mí no se ha abierto ni un proceso judicial ni hay ningún indicio", ha constatado Mas, que asegura que su gestión pública siempre ha sido correcta y escrupulosa y que él está muy tranquilo.
Niega haber controlado a los hijos de Pujol
En respuesta al líder de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera, Artur Mas, ha negado que el expresidente catalán Jordi Pujol le encargara "parar" a sus hijos y tampoco le consta que lo pidiera a otras personas.
"No me lo ha encargado nunca ni conozco que lo haya encargado a nadie. Si tan cerca estaba de él y si se le hubiera pasado por la imaginación, podría haberlo hecho, pero no lo hizo nunca", ha aseverado en respuesta al líder de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera, durante su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlament sobre fraude.
Según Mas, en ocasiones sí le trasladaba cierta preocupación por cuestiones familiares de carácter general, ya fueran económicas o de salud, algo que también hacía él teniendo en cuenta la relación que ambos mantenían: "Lo hacemos todos".
Sobre su relación con Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente, Mas no ha renegado de eso, destacando que fue una de las personas que le introdujo en el mundo de Convergència, pero ha puntualizado que no mantenían una amistad íntima.
"En casa de Jordi Pujol Ferrusola he estado una sola vez en 30 años, y las parejas no han salido a cenar ni una sola vez juntas. No sé si esta es una relación de gran intimidad", y ha insistido en que es falso presentarlo de otra manera.
Sabía de la cuenta de su padre
En relación a la cuenta de su padre en Liechtenstein, ha precisado que tuvo conocimiento de ella a finales de la década de los 80 o principios de los 90, y que no fue conseller de Economía hasta 1997.
Además, ha asegurado que, desde que lo supo, nunca le preguntó nada porque no le afectaba directamente: "No eran recursos míos ni nada que tuviera que ver con la administración y el partido. No le pregunté nunca por eso ni tampoco cómo eran sus declaraciones de Renta".