Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urdangarin argumenta que "su parte era más el deporte y la relación con las personas"

El interrogatorio al exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, por el caso Nóos que investiga el supuesto desvío de cerca de 6,2 millones de euros ha comenzado después de que haya acabado el de su exsocio, Diego Torres, que se ha prolongado cuatro jornadas. El marido de la infanta Cristina ha dicho que en Aizóon había empleados que "no conocía" y que ha descubierto a lo largo del proceso judicial. Ha descargado en Miguel Tejeiro la gestión de la sociedad del matrimonio y del Instituto Nóos. Su labor al frente de éste, ha señalado, "era más el deporte y las relaciones con las personas". De Torres, ha dicho, que se encargaba del comité científico y de los proyectos. De su mujer, Ana María Tejeiro, dice que no era empleada de Nóos y tampoco asumía una labor fija.

"Aizóon, era mío y de mi esposa", ha dicho el cuñado del rey a preguntas del fiscal. "Algunos empleados de Aizóon hacían sus labores para el objeto de la sociedad, otros eran contratados para mantenimiento y servicios y otros, realmente no les he conocido, no sabía ni quienes eran", ha afirmado Urdangarin.
"En este procedimiento he descubierto empleados que no he conocido", ha afirmado Urdangarin, que ha descargado la responsabilidad en su asesor, Miguel Tejeiro. "Nos proponía unos empleados para llegar a determinados baremos fiscales".
Sobre Miguel Tejeiro, a preguntas del fiscal, ha respondido que se encargaba de la administración, es decir, contabilidad y facturación de Nóos y Aizóon, aunque ha señalado que no determinaba los conceptos de las facturas de Aizóon.
Preguntado por si el Instituto Nóos también tenía empleados ficticios ha dicho que "no debería ser".
Urdangarin ha afirmado que a las personas que sí conocía y con las que trabajaba, eran "contratados y se les ha pagado. Estas personas eran muy útiles en las asesorías que yo hacía".
El exduque ha intentado aclarar que no asumía funciones de contabilidad ni facturación en el Instituto Nóos. "Yo era presidente, me encargaba de la relación con personalidades, de escuchar propuestas del comité científico y analizarlas… Mi parte era más el deporte y la relación con las personas”, ha dicho antes de señalar que “Torres, por su experiencia en estrategia, estaba más en el lado del comité científica y de organización de proyectos".
Desvincula a Torres y su esposa de la administración
Preguntado por Ana María Tejeiro, esposa de Torres, ha dicho que no tenía ninguna labor fija en Aizóon y en Nóos tampoco era empleada. "Se encargaba de algunas entrevistas de personas que iban a trabajar para nosotros", pero "no era empleada, desconozco si iba todos los días pero creo que no. No la he visto en el comité de dirección ni en proyectos".
A su exsocio, Diego Torres, también lo ha desvinculado de la facturas. Ha dicho que Torres se encargaba, por su experiencia, en estrategia, estaba más en el lado del comité científico y de los proyectos".
El juicio se retomará el miércoles que viene con la declaración del exduque, que se prevé larga.