Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas mantiene su apuesta soberanista pese a su reunión con Rajoy

Artur Mas hace balance de sus 100 días de gobiernoEFE

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este miércoles que no renunciaría a la consulta soberanista que plantea a cambio de contrapartidas del Gobierno de Mariano Rajoy, y mantiene intacta su hoja de ruta, que no se plantea ralentizar.

"Si el Gobierno pone sobre la mesa determinadas ofertas a cambio de no hacer la consulta, nosotros no lo podríamos aceptar", ha dicho en una comparecencia ante los medios en la Generalitat para hacer balance de los primeros 100 días de su segundo mandato.
Mas ha afirmado ser realista y consciente de que las posibilidades de alcanzar un acuerdo con Rajoy sobre la consulta son muy remotas: "No quiero crear una ilusión óptica".
Pese a comprobar que la Generalitat y el Estado están "en las antípodas, con posiciones absolutamente divergentes", ve necesario retomar el diálogo, por lo que habrá nuevos contactos con el Gobierno central que serán discretos y a diferentes niveles, no sólo entre presidentes.
Según él, el diálogo entre ambas partes debe ser permanente y puede dar resultados, como la flexibilización del techo de déficit e invereiones públicas del Estado en infraestructuras.
Pide gestos
Mas ha pedido gestos a Rajoy al margen del debate sobre la consulta soberanista: "No sé qué beneficio sacará España de que Cataluña entre en una situación de dificultades insuperables. Cataluña es demasiado importante dentro del Estado como para ponerla en una situación absurda y crítica" a nivel financiero.
Del encuentro secreto que días atrás mantuvo con Rajoy, ha señalado que lo único que le expuso el presidente sobre financiación es que el Ministerio de Hacienda iba a anunciar la creación de un grupo de trabajo conjunto con todas las autonomías.
A las "voces que echan en falta más aceleración y ritmo" en el proceso soberanista, Mas les ha respondido que su hoja de ruta se mantiene, y al preguntársele por la pregunta de la consulta, ha dicho que deberían consensuarlo los partidos que defienden el derecho a decidir.
Ha recalcado que mantiene la consulta para 2014 y que, si se pospusiera, sería "de común acuerdo" con ERC, con quien firmó un acuerdo al principio de la legislatura y que le permitió ser reelegido con los votos de los republicanos.