Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 81% de los vascos aprueba la gestión de Urkullu y por primera vez logran el aprobado cinco líderes

El pesimismo sobre la situación política española bate su récord, con un 88%
El 81% de los ciudadanos vascos aprueba la gestión del anterior Gobierno dirigido por Iñigo Urkullu, al que otorgan una nota media de 5,8 puntos, según la última oleada del Euskobarómetro, que recoge, por primera vez, el aprobado de la ciudadanía a cinco líderes políticos. Por otra parte, la fórmula de acuerdo de Gobierno entre PNV y PSE era la preferida para el 26% de los encuestados, por encima de otras opciones.
El informe del equipo dirigido por el profesor de la UPV/EHU Francisco Llera, que se ha elaborado en función de 800 entrevistas realizadas entre los días 3 y 27 de octubre, constata entre sus conclusiones la "desafección política" en la mayoría de la opinión pública vasca.
De manera que el 86% de los encuestados expresa sentimientos de indiferencia (11%), aburrimiento (22%), desconfianza (33%) o irritación hacia la política. Estos tres últimos son los que más se han incrementado, un total de 15 puntos. El 14% restante, diez puntos menos que hace nueve meses, muestra entusiasmo (0%), compromiso (4%) o interés (10%).
En esta línea, el pesimismo sobre la situación política española "bate su récord histórico" y se sitúa en el 88%, con lo que se invierten las tendencias de mejora de semestres anteriores. Uno de cada diez encuestados se muestra escéptico, mientras que un 1% dice ser optimista.
Por el contrario, la valoración sobre la política vasca continúa su "lenta senda de mejora" y, de nuevo, prevalecen las personas que se declaran optimistas, un 31%, sobre las que dicen ser pesimistas, el 20%. No obstante, el escepticismo continúa siendo mayoritario, con una tasa del 47%, que permanece estable en los últimos nueve meses.
La gestión del Gobierno vasco encabezado por el lehendakari Iñigo Urkullu logra las opiniones positivas de un 49% de los encuestados, lo que representa un aumento de 15 puntos en los últimos nueve meses. Por su parte, los escépticos retroceden hasta el 35% y las opiniones negativas se reducen el 12%.
El Ejecutivo vasco obtiene de media una calificación de 5,8 puntos (en una puntuación de 1 a 10), que mejora en cuatro décimas la nota de principios de año. Esa calificación media es superada entre los votantes del propio PNV (7), del PP (6,5) y del PSE-EE (6,1) e igualada por los de C's (5,8). Por debajo de esa media, se sitúan las puntuaciones del electorado de Elkarrekin Podemos, que le otorga un aprobado de 5,1 puntos, y el de EH Bildu, que se queda en 4,8 puntos.
Un 81% de los ciudadanos aprueba su gestión y un 17% la suspenden, lo que supone un aumento de ocho puntos y una caída de siete puntos, respectivamente, en los últimos nueve meses.
El estudio también mide las opiniones sobre la trayectoria política de los partidos parlamentarios vascos en los últimos meses, un apartado en el que solo el PNV vuelve a obtener un saldo positivo y a mejorarlo, con una diferencia de 36 puntos entre los juicios positivos (48%) y negativos (12%).
Por el contrario, para el resto de formaciones, los saldos son negativos, desde el mínimo de -6 puntos de EH Bildu (con un 23% de opiniones positivas y un 29% de negativa) al máximo de -70 puntos del PP (con un 2% de juicios favorables y un 72% de juicios desfavorables). Además, Elkarrekin Podemos obtiene un saldo de -9 puntos (con 17% de opiniones positivas y un 26% de negativas), el PSE-EE de -47 puntos (con un 5% positivo y un 52% negativo) y Ciudadanos de -52 puntos (con un 4% de valoración positiva y un 56% de negativa).
Entre las conclusiones del informe, destaca que, por primera vez, un grupo de líderes políticos obtiene el aprobado de la ciudadanía, el integrado por Miren Larrion (EH Bildu), Iñigo Urkullu (PNV), Alberto Garzón (IU), Nagua Alba (Podemos) y Andoni Ortuzar (PNV), en medio de un avance semestral casi generalizado en las valoraciones de entre una y seis décimas.
Entre ellos, Larrion obtiene mayor valoración entre los entrevistados, con 5,6 puntos, aunque con un nivel de notoriedad de solo el 22%. El lehendakari Urkullu, por su parte, obtiene 5,5 puntos, tras una mejora de seis décimas, con una notoriedad del 94%. Garzón y Alba logran 5,2 puntos (con un 70% y un 23% de notoriedad, respectivamente), mientras que Ortuzar suma 5,1 puntos (con un 63% de notoriedad).
Por debajo del aprobado, se sitúan el líder de Podemos Pablo Iglesias (4,7 puntos), la que fuera candidata de Elkarrekin Podemos a las elecciones vascas Pilar Zabala (4,7 puntos), el dirigente de Sortu Arnaldo Otegi (4,5 puntos) y la secretaria general del PSE, Idoia Mendia (4 puntos).
Entre el resto de líderes consultados, el exdirigente del PSOE Pedro Sánchez logra 3,6 puntos, el líder de Ciudadanos Albert Rivera 2, los mismos que el dirigente del PP vasco Alfonso Alonso. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, consigue una valoración de 1,3 puntos y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, de 1,8.
Teniendo en cuenta estas puntuaciones junto al índice de aprobación, el mayor porcentaje lo logra Iñigo Urkullu, con un 68%, seguido de Pablo Iglesias, con un 57%, los únicos que vuelven a obtener una mayoría de aprobados. Les siguen Arnaldo Otegi (48%), Alberto Garzón (47%) y Andoni Ortuzar (41%).
LAS ELECCIONES VASCAS Y GENERALES
En relación a las elecciones vascas del pasado 25 de septiembre, la sociedad vasca se muestra dividida entre quienes expresan satisfacción por su resultado (49%) y quienes muestran insatisfacción (48%).
La satisfacción destaca en Alava (62%), entre los nacionalistas (62%) y en los electorados del PNV (87%) y EH Bildu (52%), mientras que la insatisfacción lo hace entre los no nacionalistas (57%), los abstencionistas (57%) y el resto de electorados (desde el 73% del PP al 83% de C's, pasando por el 71% de Elkarrekin Podemos y el 76% del PSE-EE).
En cualquier caso, un 93% asegura que no cambiaría su voto o su abstención a la vista del resultado, un 1% se abstendría o votaría en blanco, un 2% habría ido a votar y un 2% cambiaría de papeleta. Entre los que más habrían cambiado de voto destacan los votantes de C's (17%) y el PSE-EE (14%).
En función del Euskobarómetro, la fórmula de un gobierno de coalición de varios partidos, con o sin mayoría absoluta, es la apuesta mayoritaria para el 53% de la sociedad vasca, frente al 32% que prefiere un gobierno minoritario de un solo partido, ya sea con acuerdos puntuales de geometría variable o con pactos de legislatura.
Tan solo el electorado del PNV se muestra dividido entre el gobierno monocolor (46%) y el de coalición (45%), frente a la preferencia mayoritaria del resto de electorados por cualquiera de las fórmulas de coalición.
Iñigo Urkullu era además el preferido para encabezar el nuevo gobierno, con un 47% del total, frente al 9% de Arnaldo Otegi y el 4% de Pilar Zabala. La fórmula de acuerdo entre PNV y PSE es la preferida para el 26%, seguido de un pacto entre nacionalistas del PNV y EH Bildu (19%) o entre el PNV y Elkarrekin Podemos (14%). Con menores porcentajes aparecen un gobierno de EH Bildu y Elkarrekin Podemos (9%) o del PNV y PP (3%).
El gobierno de PNV y PSE-EE, que finalmente se ha producido, era la opción preferida para el 83% del electorado socialista y para el 36% de los votantes del PNV, que se encuentran "mucho más divididos".
En cuanto a los resultados de los comicios generales del 20 de diciembre, casi dos de cada tres personas los ve positivos para el País Vasco, mientras uno de cada cuatro expresa pesimismo. Un 56% de los encuestados se decantaba por un gobierno "alternativo" en el Estado encabezado por el PSOE, tras un acuerdo con Podemos y los nacionalistas. Solo un 11% apoya la fórmula finalmente resultante y otro 15% habría preferido unas terceras elecciones.