Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas advierte a Rajoy: "Con el tema de la lengua no se juega"

Imagen de archivo del presidente de la Generalitat, Artur MasEFE

Mato acusa a la Generalitat de crear problemas "donde no los hay"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha lanzado este miércoles una dura advertencia al PP y ha asegurado que, si Mariano Rajoy trata de legislar en contra de la inmersión lingüística desde el Gobierno español, "poco se podrá hacer", en relación a eventuales acuerdos entre populares y CiU en Cataluña y en Madrid.
"Con el tema de la lengua no se juega", ha declarado Mas en declaraciones a Rac1, añadiendo que el modelo lingüístico educativo no cambiará siempre que haya una mayoría catalanista en el Parlamento catalán, cámara en la que se decide sobre este tema ya que es la Generalitat y no el Estado quien tiene las competencias.

Ha añadido que su Gobierno catalán va a mantener la inmersión lingüística pase lo que pase en los tribunales y ha emplazado al PP a centrarse en las cuestiones importantes, como son la economía y el fracaso escolar, y no en la lengua catalana, sobre la que existe un amplio consenso en Cataluña y que no genera problemas sociales.
Por su parte, el PP, en boca de su vicesecertaria de organización, Ana Mato ha asegurado que tienen las cosas "muy claras" en este asunto y defiende el cumplimiento de las leyes, como la decisión de la sección quinta de la sala contenciosa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de dar dos meses a la Generalitat para adaptar su sistema educativo para implantar el castellano también como lengua vehicular en las escuelas.
"Me parece sorprendente que alguien se pueda molestar con el PP porque diga que las leyes hay que cumplirlas", ha reconocido antes de apostar por el "máximo reconocimiento" del catalán como lengua oficial de Cataluña de la misma forma que del castellano como lengua oficial "de todos los españoles y también de los catalanes".
"Al final se puede convivir perfectamente. No hay problema de lengua entre los ciudadanos de Cataluña y lo que no puede ser es que los gobiernos planteen problemas donde no los hay", ha subrayado.