Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido da orden de mantener los controles por consumo de drogas en conductores de autobús tras el accidente de Madrid

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dado orden de que se mantengan los controles por consumo de drogas y alcohol a los conductores de autobús, tras el accidente de este miércoles en Madrid cuando un vehículo de transporte escolar volcó y su conductor dio positivo por cocaína.
Zoido ha asegurado que se ha puesto en "el pellejo" de los menores y de sus padres y ha indicado que se ha tramitado la orden para que continúen los controles en las carreteras. El ministro del Interior se ha pronunciado de ese modo este jueves en declaraciones a los medios tras visitar la Comandancia provincial en Alicante.
Asimismo, ha comentado que en la última semana se han practicado 2.000 de esos controles "específicos" a conductores de autobús escolar y que "ninguno" dio positivo por drogas. En el pasado año, hubo 66.000 controles de drogas a conductores, tanto de coches, de motos y de autobús, ha agregado.
Zoido se ha mostrado "asombrado" y "alarmado" por el accidente en Madrid porque ha querido ponerse "en el pellejo de esos niños y de esos padres y sobre todo en el riesgo que muchas personas pueden pensar que pueden correr sus hijos cuando van al colegio".
Así, ha subrayado que ha dado las instrucciones para que continúen las campañas que se hacen cada mes de sensibilización, así como "los controles específicos en el tema de los autobuses que llevan niños y en el transporte escolar".
"Que se sigan incrementando" porque "no hay que dar ninguna tregua y hay que tener una mano firme", ha considerado el ministro, que ha advertido: "Bajo ningún concepto tenemos que consentir que se puedan dar circunstancias de este tipo". Así, ante el accidente en Madrid, cree que habrá que "redoblar" los esfuerzos porque "merecen la pena".
El accidente se produjo en la localidad de Fuenlabrada (Madrid) cuando el autobús volcó en una rotonda provocando heridas a 22 menores y al propio conductor que dio positivo por consumo de cocaína. El conductor, de 34 años, fue detenido y puesto en libertad con cargos, por un delito de conducción bajo la influencia de drogas.