Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido niega "trato de favor" de la Policía a agentes sospechosos y acusa a ERC de "manchar" el nombre del cuerpo

Un informe policial mantiene que no se sabe quién mató hace más de 20 años a un joven en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona)
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha negado "trato de favor" a los miembros de la Policía Nacional investigados por la Justicia y ha afeado que ERC trate de "manchar" en el Congreso el buen nombre de este cuerpo de seguridad. "El que la hace, la paga", ha dicho, subrayando el buen funcionamiento del Estado de Derecho.
Zoido ha respondido de esta forma al portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que se ha interesado por el caso de Pedro Álvarez, un joven de 20 años que fue asesinado a tiros hace 24 años en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) "y cuyo caso está a punto de prescribir".
"A los familiares les miraré a la cara como también lo haré con usted", le ha comentado Zoido a Gabriel Rufián tras ser cuestionado sobre un caso en el que, según los "datos" del expediente, no se llegó a acreditar quién fue el autor de los disparos.
En este sentido, ha encuadrado la falta de sentencia a un "problema judicial" y no a una falta de diligencia policial. "De trato de favor, nada de nada", ha subrayado antes de decir que para la Policía "el único enemigo es el delito".
Zoido ha acudido al Congreso con el informe remitido este mismo miércoles por el jefe de la Brigada de la Policía Judicial, el comisario Francisco Rodríguez López. En dicho escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, se detallan todas las actuaciones llevadas a cabo desde la madrugada del 15 de diciembre de 1992 en el que murió de un tiro en la cabeza Pedro Álvarez.
DETENCIÓN DE UN POLICÍA
La víctima murió tras una discusión en la calle cuando estuvo apunto de ser atropellado por un coche modelo Opel Vectra de color blanco "cuyas primeras cifras pudieran corresponder con un 7 y un 9", según el atestado.
Su novia Yolanda, presente en el momento de los hechos, se convirtió en una testigo clave que explicó a la Policía que el autor del crimen fue "un varón alto, moreno, con pelo corto, que portaba gafas graduadas y vestía suéter blanco y pantalón oscuro".
La discusión terminó con el autor del disparo abordando a Pedro y apoyándole la cabeza en el capó del coche. Yolanda testificó en varias ocasiones en sede judicial e incluso se sometió a sesiones de hipnosis, pero sin resultados positivos a la hora de identificar al autor del asesinato de su pareja.
La Policía reconoce en su informe que la bala y el arma eran las habituales del Cuerpo Nacional de la Policía, llegando a detener a un funcionario de este cuerpo, al que se le intervino el arma reglamentaria, una pistola Star modelo 28PK, así como el vehículo de su propiedad, un Opel Vectra de color blanco.
"Todas las actuaciones dieron un resultado negativo, sin que apareciese ninguna persona susceptible de ser objeto de imputación, como tampoco se descubrió ningún otro dato que permitiese dirigir nuevamente la línea de investigación hacia el funcionario inicialmente detenido", concluye el informe de la Policía Judicial.