Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido destaca que la operación en Francia ha permitido que ETA no destruyera armas clave en investigaciones judiciales

Insiste en que el Gobierno sólo espera de la banda terrorista que "pida perdón" y colabore con la Justicia
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha destacado que la operación de la Guardia Civil de este viernes por la noche ha permitido intervenir un "importante" arsenal de ETA, evitando que la banda destruyera pruebas que considera relevantes para las investigaciones judiciales de hechos delictivos relacionados con la banda.
"Se ha intervenido una parte muy importante del arsenal de ETA y se ha conseguido el objetivo de recuperar el mayor número de armas de la organización terrorista e intervenir sus explosivos hasta que se produzca la entrega efectiva y definitiva por parte de la banda", ha expuesto Zoido antes de participar en el acto de jura de suboficiales de la Guardia Civil en Baeza (Jaén), presidido por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.
Zoido ha puesto en valor la "gran colaboración" que existe entre ambos países para "seguir aplicando el Estado de Derecho", como ya hiciera anoche tras conocerse que la operación de la Guardia Civil y Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) había permitido la detención de cinco personas que custodiaban un arsenal de ETA en una vivienda de Louhossoa, en el sur de Francia.
El titular de Interior ha destacado igualmente la relevancia de este tipo de operaciones para "no favorecer cualquier tipo de argumentación" de los terroristas, en referencia al intento de lo que queda de ETA de escenificar una entrega de armas a la que se niegan tanto España como Francia. Las fuerzas de seguridad consideran que hay más de 300 casos sin esclarecer judicialmente.
Zoido, que ha explicado que la operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones, ha insistido en que el Gobierno velará por la "dignidad" de todas las víctimas de ETA. Por este motivo, ha insistido en que sólo esperan de la banda terrorista que "pida perdón" y colabore con los tribunales. "Que la Justicia ponga a cada uno en su sitio", ha enfatizado.
Los arrestos se han llevado a cabo en el interior de una vivienda en la localidad francesa de Louhossoa, en el Departamento de Pirineos Atlánticos, 64, a unas 20 kilómetros de la frontera con España, según ha informado el Ministerio de Interior. Los tres primeros detenidos son personas desvinculadas de la estructura de ETA y que se encontraban en esta vivienda para colaborar en la destrucción del arsenal de la banda, según publica Mediabask.
Los otros dos arrestados son, según fuentes de la lucha antiterrorista, una mujer dueña del inmueble y la persona que la trasladó en coche al enterarse ésta última del operativo policial en Louhossoa.