Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zarzuela expresa su "pleno respeto a la independencia del poder judicial"

La Casa del Rey ha expresado su "pleno respeto a la independencia del poder judicial" tras conocer el auto por el que el juez José Castro mantiene la imputación contra la Infanta Cristina por presunto blanqueo de capitales y como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales presuntamente cometidos por su marido.

Un portavoz del Palacio de la Zarzuela ha indicado a Europa Press que la institución no tenía nada más que decir en relación con el auto más allá de manifestar su "pleno respeto a la independencia del poder judicial".
Se trata de la primera vez que la Casa del Rey se refiere a la "independencia" del poder judicial en una reacción oficial a la actuación del magistrado José Castro.
Hasta en tres ocasiones la Casa del Rey ha hecho un comunicado en reacción a un auto del juez que investiga el caso 'Nóos' sobre la presunta malversación de fondos públicos por parte del duque de Palma y su exsocio Diego Torres, desde que el magistrado amplió su radio de acción hasta alcanzar a la Infanta.
PRIMERA SORPRESA
En abril de 2013, cuando Castro decidió llamar a declarar a la Infanta Cristina en calidad de imputada por presunta complicidad con su esposo, Zarzuela expresó su "sorpresa" y se quejó de haberse enterado por los medios de comunicación de la decisión. Eso sí, no olvidó manifestar su "máximo respeto" por las decisiones de los jueces.
Meses después, en enero de este año, la Casa del Rey tuvo una reacción más comedida y se limitó a expresar su "respeto a las decisiones judiciales" cuando el juez Castro imputó a la Infanta Cristina por un presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales.
Y eso que la imputación de la Infanta suponía prolongar la instrucción del sumario, que es justo lo que no quería la institución, consciente del daño que suponía que este tema estuviera repicando "día tras día", como reconoció el entonces jefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno.
FUERA DE LA FAMILIA REAL
Aunque la Infanta Cristina sigue siendo hermana del Rey Felipe VI, ya no forma parte de la Familia Real, que ha quedado limitada a los Reyes Don Felipe y Doña Letizia, sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, y los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía.
De hecho, la hermana menor de Felipe VI no estuvo presente ni en la firma solemne de la ley de abdicación de su padre, el Rey Juan Carlos I, ni en los actos de proclamación de su hermano.
COOPERADORA NECESARIA
Castro considera a la Infanta Cristina cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que habría cometido su marido, al sostener que su papel fue imprescindible para que Urdangarin pudiera defraudar hasta un total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF correspondientes a los años 2007 y 2008.
Y lo hizo a través de la sociedad de la que ambos son propietarios, Aizoon, al facturar a través de la misma --como rendimientos de actividades económicas-- las retribuciones que cobró de entidades privadas por su condición de consejero asesor.
Todo ello, según la Fiscalía y la Agencia Tributaria, con el objetivo de tributar menos en su declaración de la renta. El propio Castro considera Aizoon como una sociedad pantalla de la que se valió Urdangarin para cobrar las asesorías como si de rendimientos profesionales se tratara y no de servicios personales.