Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vaquero cree que "no se pueden mezclar procesos" y que no habrá congreso en el PSOE hasta que se celebren elecciones

El Secretario de Organización del PSOE en Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, ha afirmado este sábado que "no se pueden ni se deben mezclar procesos" y que cree que "primará la cordura" y no habrá congreso en el PSOE hasta que se celebren elecciones".
Aprovechando un encuentro con militantes y simpatizantes en la Feria de Talavera, Vaquero ha indicado que le parece "muy sensato" lo que este mismo viernes afirmaba el secretario regional del partido, Emiliano García-Page, "porque es como si un cirujano dejara a la mitad una operación para asistir a una boda; primero termine de operar, y luego se va de boda", ha informado el PSOE en nota de prensa.
Sobre la posibilidad de que se celebren unas terceras elecciones, ha explicado que no es que esté convencido de que las vaya a haber, sino que no le salen las cuentas. En cualquier caso, ha dejado claro que la formación de Gobierno "es responsabilidad de quien ha sacado 52 diputados más".
En este sentido, ha señalado que el diálogo es "la única línea posible" para sacar al país de la situación en que se encuentra, "ya que estamos así porque ha predominado el enfrentamiento sobre el consenso, y este país no puede permitirse estar mucho tiempo más así".
Vaquero ha insistido en que Castilla-La Mancha ya ha recuperado la senda del acuerdo y el diálogo, si bien ha matizado que "mientras unos se dedican a trabajar y a lanzar propuestas en positivo, otros (otra) se dedica a boicotear todo, tanto en materia de agua, en denunciar las plazas sanitarias y en otras muchas cosas".
Para el secretario de Organización de los socialistas castellano-manchegos, en la "reconstrucción" de la región destaca, sobre todo, "el cambio de actitud".
Del mismo modo, se ha referido a los problemas de los partidos políticos, de todos, "que en cierta forma también son culpa de la crisis, pero, o recuperamos el camino del entendimiento y cedemos lo que haya que ceder para construir lo que interesa al ciudadano, o mala política haremos".