Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkulu señala a Rajoy que, si quiere estabilidad, deberá acordar "muchas cosas con el PNV"

Insta a Arnaldo Otegi "o a quien sea" a que le digan en qué son malos los acuerdos alcanzados con el PP, pero que lo digan "con hechos"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, no teme que el PP vaya a incumplir lo pactado sobre el Cupo y le advierte de que, si quiere estabilidad en la legislatura, necesitará acordar "y seguramente necesitará acordar muchas veces con el PNV". "El PP sabe cuál es su situación si quiere una legislatura larga", destaca.
En una entrevista a El Diario vasco, recogida por Europa Press, Urkullu reconoce que la actitud del Gobierno de Rajoy desde que no tiene mayoría absoluta ha cambiado y desde el inicio de esta legislatura "hablan más de diálogo, de acuerdo", pero resalta que "aún hay un camino por recorrer".
Tras considerar el acuerdo alcanzado sobre el Cupo como un "reconocimiento a la bilateralidad característica del autogobierno singular", lo califica de "absolutamente beneficioso para Euskadi y para sus ciudadanos".
Para el jefe del Ejecutivo vasco, se mantiene la necesidad de abordar con el Gobierno español ámbitos como el autogobierno o la normalización de la convivencia. "No porque hayamos cerrado este acuerdo satisfactorio renunciamos a otras cuestiones pendientes. Quiero destacar el espíritu de diálogo que subyace en este acuerdo para que se extienda a las otras cuestiones. El Gobierno aún tiene que dar pasos", indica.
RECURSO CONTRA LEY DE VÍCTIMAS
Por otra parte, Urkullu cree "decepcionante" que el Ejecutivo de Rajoy recurra la ley de víctimas policiales. "Esta cuestión incide en los pasos que debería haber dado hace tiempo el Gobierno español para avanzar en la normalización de la convivencia en Euskadi. Llevamos años trabajando en el tema de las víctimas y nos queda este flanco de reconocimiento a las víctimas de motivación política", señala.
En su opinión, la ley aprobada en el Parlamento vasco tiene las "garantías legales suficientes y respeta el derecho internacional", por lo que seguirá defendiendo su legitimidad y legalidad. Precisamente, ésta es una de las cuestiones que intentó encauzar con Rajoy el pasado miércoles por teléfono. Tras el anuncio del recurso, Urkullu ve todavía un "lastre" en el Gobierno español y en su presidente en temas como la normalización política.
El lehendakari reconoce que resulta más fácil acordar con Rajoy en asuntos económicos que en autogobierno o en paz y convivencia, pero anuncia que si no "desesperó" cuando el acuerdo sobre el Cupo parecía "difícil", tampoco "desesperará" en la posibilidad de alcanzar acuerdos en normalización política y autogobierno.
Asimismo, asegura que los acuerdos del Cupo y el apoyo del PNV a los Presupuestos han sido dos procesos de negociación "diferentes, aunque hayan coincidido en el tiempo". "El acuerdo del Cupo lo veníamos buscando desde la anterior legislatura. Las circunstancias en las que se ha producido el acuerdo las ha elegido el Gobierno español, no nosotros", explica.
Respecto a los 1.400 millones que el Estado devolverá a las instituciones vascas, indica que de entrada no tendrán una repercusión directa en cosas tangibles, pero serán una liquidez contable de la que dispondrán las instituciones vascas. "Eso supondrá mayor capacidad presupuestaria y de ahí se derivarán beneficios para los ciudadanos", añade.
Preguntado por las críticas del portavoz de Sortu, Arnaldo Otegi, a estos pactos, el lehendakari señala que "hay algunos que siempre están en la política retórica, nunca la acompañan con hechos. Por lo menos, con hechos positivos o constructivos". "Que me diga Arnaldo Otegi o quien sea en qué son malos estos acuerdos, más allá de la retórica. Que me critiquen por los hechos. ¿En qué es malo para Euskadi?", pregunta.
Respecto a la aprobación de la ley quinquenal en las Cortes, espera que el PSOE sea consecuente con su historia cuando ha tenido responsabilidad de gobierno en España. "Creo que el PSOE y el PSE están de acuerdo con el sistema del Cupo y el Concierto, por lo que entiendo que, si aparecieran celos por parte de algunos líderes del PSOE, el PSE lo sabría explicar", señala.
Urkullu mantiene su disposición para reunirse de nuevo con Rajoy porque cree que hay temas que "merece la pena tratar" y señala que el Gobierno español y el PP "deberían reconocer el ejercicio político e institucional en el que está el Gobierno vasco". "Se puede avanzar en convivencia y autogobierno. Por ejemplo, el acuerdo de gobierno entre el PNV y el PSE identifica dos transferencias del Estatuto que considera importantes: la de centros penitenciarios y la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. Espero que pueda haber un acuerdo", añade.
Tras preguntarse "¿qué tienen que ver unos acuerdos sobre el Cupo o las infraestructuras vascas con las aspiraciones de Cataluña?", el lehendakari dice respetar el camino que adopte el PP en Cataluña y el camino que decidan adoptar los catalanes. "Además, deseo lo mejor para Cataluña", añade.
Por otro lado, Urkullu demanda un ejercicio de bilateralidad que no se limite a lo económico, sino que se extienda también a la política. "Reivindicamos también un derecho a decidir que obedece a un principio democrático. Aspiramos a ser reconocidos como sujeto con identidad propia, y lo queremos hacer de una manera pactada", destaca, para añadir que "la bilateralidad es la mejor garantía de independencia. O mejor: la bilateralidad es el mejor ejercicio de soberanía".
RECELOS
En otra entrevista al diario El Correo, el lehendakari resalta que el pacto PP-PNV es "el acuerdo más diverso que ha logrado Euskadi en su historia en una única negociación" y no ve motivos para que otras comunidades lo critiquen. "El acuerdo sobre el Cupo no afecta a otras comunidades. No entiendo los recelos basados en argumentos inciertos", indica.
Preguntado por si el acuerdo perjudica al nacionalismo catalán, responde que a él lo que le preocupa es Euskadi y que a Cataluña le desea "lo mejor".
Por otra parte, espera encontrar puntos en encuentro con Rajoy y el PP sobre normalización y autogobierno vasco, y que ETA anuncie su disolución en meses. Tras asegurar que el desarme de ETA ha sido "total", indica que eso no impide que pueda aparecer algún arma.