Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu espera mantener esta legislatura "un diálogo sincero" con el Gobierno central sobre política penitenciaria

Invita a la izquierda abertzale a hacer una aportación "positiva y constructiva" para conseguir los cambios legales que propone
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido este viernes que es necesario llegar a un "acuerdo amplio" respecto a la política penitenciaria y de reinserción de presos, y ha avanzado que propondrá un diálogo "sincero" entre el Gobierno vasco y el Gobierno de España "que no fue posible en la pasada legislatura". "Necesitamos la aportación positiva y constructiva de muchos sectores, no solo del Gobierno de España, también de otros agentes como la izquierda abertzale", ha indicado.
Urkullu ha realizado estas declaraciones en el pleno de control al Gobierno vasco, que se está celebrando en el Parlamento vasco, en respuesta a una pregunta formulada por el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga sobre la situación de los presos de ETA tras el desarme.
El lehendakari ha recordado que el criterio del Gobierno sobre política penitenciaria se encuentra en el documento presentado en noviembre de 2014 con el título Zuzen Bidean y ha señalado que, tras el desarme de ETA, esta propuesta "tiene más fuerza" porque, una vez desaparecida la amenaza de que vuelva el terrorismo, es necesario recuperar la normalidad en el ámbito penal y penitenciario. "Recuperar la normalidad es una prioridad porque ayudará a encauzar y fortalecer la convivencia en nuestra sociedad", ha señalado.
MODIFICAR LA LEY
Iñigo Urkullu ha explicado que el Gobierno vasco aboga por la modificación de la Ley orgánica 7/2003, ya que la violencia ha desaparecido "de forma fehaciente y definitiva". También ha abogado por los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria del ámbito territorial de la cárcel donde se encuentra interna la persona presa, y por buscar el máximo acuerdo para aplicar las recomendaciones expresas realizadas por organismos internacionales de derechos humanos.
Según ha explicado, este documento se llama 'Zuzen Bidean' porque "deja a un lado los atajos y propone recorrer la vía del derecho" y ha insistido en que es "imprescindible construir un contexto que pueda traer el diálogo y el acuerdo para solucionar el problema". "Ése es el objetivo del Gobierno vasco".
Asimismo, ha defendido que es necesario llegar a un "acuerdo amplio" respecto a la política penitenciaria y de reinserción, y propondrá que haya "un diálogo sincero entre el Gobierno vasco y el Gobierno de España que no fue posible en la pasada legislatura".
Urkullu ha insistido en que el documento 'Zuzen Bidean' incluye 20 propuestas concretas, y 10 de ellas exigen un cambio legal, por lo que ha subrayado que "la llave está en llegar a un acuerdo y contar con la mayoría" necesaria para sacarlas adelante. "Para lograr esto necesitamos la aportación positiva y constructiva de muchos sectores, no solo del Gobierno de España, también de otros agentes como la izquierda abertzale", ha indicado.
PONER EN MARCHA MEDIDAS
El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, por su parte, ha reconocido que el documento del Gobierno vasco es "un buen marco para ponerse a trabajar", pero cree que asunto está en cómo se pone en marcha las medidas que contiene.
Además, ha criticado que el Estado español "no se ha movido de su posición" y "tiene mucho trabajo por hacer" en materias como los presos enfermos o la dispersión de los presos de ETA. "El Gobierno vasco debe tener una postura reivindicativa exigente y de presión con el Estado español para que se mueva", ha reclamado.