Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu dice que lograr menos de 24 escaños sería un mal resultado y que esperar más de 27-28 no sería realista

El lehendakari y candidato a la reelección, Iñigo Urkullu, ha afirmado este viernes que el PNV lograra menos de 24 parlamentarios en las elecciones al Parlamento vasco de este próximo domingo sería un mal resultado, y ha considerado que esperar más de 27 ó 28 parlamentarios no sería realista.
BILBAO 23 (EUROPA PRESS)
En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, el candidato a lehendakari de la formación jeltzale ha asegurado que su "suelo o base" son 24 representantes en la Cámara de Vitoria, y que, aunque hace cuatro años el PNV logró 27 parlamentarios, ahora hay que tener en cuenta la irrupción de Elkarrekin Podemos en el mapa electoral vasco.
"Menos de 24 (sería un mal resultado), y lo digo así. Mi suelo o base es de 24. Hace cuatro años logramos 27, pero ahora hay dos partidos políticos más, y uno de ellos, Elkarrekin Podemos, puede tener una representación bastante equilibrada en los tres territorios, y eso hará que se repartan los escaños en el Parlamento", ha explicado.
Asimismo, ha considerado que obtener más de 27 ó 28 parlamentarios no sería un resultado realista para el PNV, ya que, según ha dicho, "debemos tener en cuenta que por cada territorio se reparten 25 asientos del Parlamento, y que en cada territorios se necesitan miles de votos para lograr un parlamentario, y en algunos más que en otros, según la población". "Por lo tanto, si el suelo o base es de 24, piensa qué supone sacar 27 ó 28", ha añadido.
Por último, el candidato a la reelección ha afirmado que el PNV "no está relajado" y que son las encuestas las que le dan un buen resultado en los comicios del domingo, pero que, "dentro de casa ya sabemos cuál es la realidad y el reto, y no hay ninguna relajación ni falsa tranquilidad, sino alegría por la campaña realizada y por el trabajo llevado a cabo en los últimos cuatro años"