Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu emplaza al Estado a que "comparta soberanía" con las nacionalidades históricas

Afirma que el nuevo estatus de Euskadi debe contemplar "el derecho a decidir" de los vascos
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha emplazado al Estado a que "comparta soberanía" con las nacionalidades históricas porque no puede haber "una unidad impuesta", sino "voluntaria", y ha afirmado que el nuevo estatus de Euskadi debe contemplar "el derecho a decidir" de los vascos.
En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Urkullu ha destacado el hecho de que este jueves haya habido en el Parlamento vasco disposición de todos los grupos a participar en la ponencia de autogobierno porque, "de lo que se trata es de dialogar, de intentar buscar los máximos consensos posibles, los máximos acuerdos, sin previos, sin apriorismos, sin vetos y sin imposiciones".
"Por lo tanto, desde lo que es, en este momento, el respeto al ordenamiento jurídico, cada una de las formaciones debe plantear, en relación a lo que es su interpretación del autogobierno, lo que quiere como autogobierno para Euskadi", ha indicado.
El presidente del Gobierno vasco ha dicho que espera que en esta legislatura se pase "de lo que es el diagnóstico a sentar las bases de un acuerdo lo mayor posible de cara a la actualización y profundización del autogobierno en las circunstancias que se viven en el presente y también con una mirada al futuro, por lo menos para una nueva generación".
Iñigo Urkullu confía, asimismo, en que haya un consenso en torno al ejercicio al derecho a decidir, que, a su juicio, puede tener cabida en el propio ordenamiento jurídico vigente, en la Constitución Española, "si uno atiende con un espíritu positivo a la disposición adicional referida a los derechos históricos, y a lo que es la voluntad de la sociedad vasca también en siglos anteriores de una unión voluntaria y no una unidad impuesta".
Por ello, ha defendido "el ejercicio de esa unión voluntaria desde el respeto a lo que la ciudadanía pueda decidir". "La capacidad de decisión tiene que estar contemplada en lo que pueda ser un nuevo estatus de autogobierno, que tiene que mirar necesariamente a lo que es un mundo globalizado, a lo que es un proyecto también de autogobierno dialogado, de una soberanía compartida en un mundo cada vez más interdependiente", ha insistido.
MODELO DE ESTADO
A su juicio, el Estado tiene que ser consciente, "de una vez por todas, de su problema de redefinición del modelo de Estado, tiene que abordar de una vez por todas lo que todavía tiene pendiente desde la entrada en la UE, la cesión de soberanía a la UE y el respeto a la historia de las nacionalidades históricas que conforman el Estado como estructura jurídica".
Por ello, considera que debe proceder a "esa cesión de soberanía, de respeto a las nacionalidades históricas, y de un ejercicio también de soberanía compartida interna y externa".
Además, ha recordado que el Gobierno vasco en la legislatura pasada presentó un informe a requerimiento de la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, "en el que denunció el ejercicio de centralismo con una intensidad inusitada por parte del Gobierno español".
"Es algo que sirve de llamada permanente al Gobierno español y a los partidos que pudieran tener responsabilidad de Gobierno, en este caso del PP, de saber que, desde el Gobierno vasco, hemos planteado también en esta legislatura la necesidad de defensa del autogobierno", ha añadido.
En este sentido, ha apuntado que hay que ser "conscientes 38 años después de la aprobación del Estatuto de Gernika", éste no es "un punto de encuentro" como ayer aseguraron los populares vascos. En su opinión, "no hay punto de encuentro" entre los vascos en torno a este texto estatutario porque "cada vez es más alejado por una acción de recentralización o centralismo por parte del Gobierno del PP".
"Esto que sirve de denuncia, también sirve de acicate para un planteamiento de necesidad de sentarnos en base a la singularidad de nuestro autogobierno, de profundizar en lo que fue el concepto de bilateralidad desde hace siglos en la unión voluntaria y en lo que es el ejercicio de relación entre el autogobierno vasco y el Gobierno español", ha concluido.