Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu pide un nuevo marco, consensuado con el Estado y sometido a referéndum

Los participantes en el debate electoral a seis en el País Vascocuatro.com

El presidente del EBB y candidato del PNV a lehendakari, Iñigo Urkullu, se empeñará en la próxima legislatura en lograr un acuerdo entre los vascos para conseguir un nuevo estatus, que se consensúe, posteriormente, con el Estado, y se someta a referéndum de la ciudadanía. Anoche, en el debate a seis en la televisión pública vasca, quedó latente la diferencia entre nacionalistas y PSOE y PP. Los socialistas se posicionaron frente a quien pida la independencia y el PP acusó al PNV de ocultar su apuesta soberanista.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se empeñará en la próxima legislatura en lograr un acuerdo entre los vascos para conseguir un nuevo estatus, que se consensúe, posteriormente, con el Estado, y se someta a referéndum de la ciudadanía
Por su parte, el líder del PSE-EE y aspirante a la reelección como presidente del Gobierno vasco, Patxi López, ha asegurado que su partido estará "enfrente" de quien proponga la independencia, mientras el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha acusado al PNV de "ocultar" su apuesta independentista, hablando de "autogobierno", y la candidata de EH Bildu, Laura Mintegi, ha considerado que esta opción "es la solución para Euskal Herria".
Por su parte, el aspirante de EB, José Navas, ha defendido el federalismo de libre adhesión y la celebración de una consulta, y el candidato de UPyD, Gorka Maneiro, ha asegurado, al igual que el PP, que "la independencia es la ruina" porque sacaría a Euskadi del euro y sería "la ruptura de la convivencia".
Durante el debate a seis celebrado este miércoles por la noche en ETB, Urkullu ha destacado que se aborda "un nuevo tiempo en Euskadi con dos buenas realidades de partida: No hay amenazas de ETA y en el próximo Parlamento podrían estar todas las formaciones políticas".
En este sentido, ha indicado que hay que aprender "a hablar con todos" y ha manifestado que el PNV afronta este nuevo tiempo en base a cuatro claves "para que nunca vuelva a suceder lo que ha sucedido", en referencia a ETA, como son "la Memoria, el respeto a las víctimas, la desaparición de ETA y una política penitenciaria orientada a la reinserción".
Además, ha apostado por profundizar en el autogobierno porque éste es, para el PNV, "un asunto central". "Entendemos el autogobierno como un espacio de encuentro de la sociedad y no un instrumento para dividir", ha aseverado.
El líder jeltzale se ha dirigido al presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, para afirmar que "no se meta miedo" sobre el futuro de Euskadi porque su partido tiene "los pies en el suelo". "Que no se utilice como cortina de humo el tema de la independencia ante la crisis. Nuestro proyecto es 'Euskadi nación europea', un proyecto que va a favor de Euskadi y no va en contra de nadie", ha añadido.
En esta línea, ha indicado que plantea "unas relaciones" entre Euskadi y el Estado "en clave de igualdad y no desde la subordinación". "Pedimos crecer en autogobierno. La cuestión está en cómo lo conseguimos y, para el PNV, está muy claro que sólo se puede conseguir desde el acuerdo", ha insistido.
Tras precisar que en el cómo conseguir sus objetivos soberanistas "hay mucha diferencia" con EH Bildu, ha precisado que el PNV pretende lograr, primero, "un acuerdo entre los vascos", que garantice la bilateralidad, para, luego, acordarlo con el Estado, y que sea ratificado por la sociedad vasca.
Iñigo Urkullu ha indicado que "la emergencia" es la salida de la crisis, pero también "es posible un nuevo acuerdo político que permita un nuevo escenario de convivencia y de futuro, con mayor autogobierno, que reconozca a Euskadi como nación Europea". "Todos vamos a tener que ceder. Por responsabilidad, todos deberíamos aportar. Yo me comprometo en la búsqueda de ese acuerdo político en Euskadi", ha concluido.
Derrota del terrorismo
Durante su intervención en el debate, Patxi López se ha mostrado convencido de que la actual ha sido la legislatura de la paz porque "hemos logrado derrotar al terrorismo". Tras mostrar su reconocimiento a todos los asesinados por ETA, ha agregado que ahora "toca construir la convivencia".
López ha mostrado su oposición tanto a la independencia como al centralismo y ha emplazado a Iñigo Urkullu a aclarar cuál es su propuesta. "Yo estoy con el autogobierno y en contra de la independencia y el centralismo", ha dicho.
Asimismo, ha censurado que Urkullu se confiese favorable al autogobierno y, posteriormente, "cuando sale de aquí y va a una tribuna, nos habla de avances hacia la independencia, de recuperar partes del Plan Ibarretxe y un nuevo estatus político". "Eso no tiene nada que ver con el autogobierno", ha puntualizado.
También ha dicho que la independencia "no es el salvavidas de la crisis", sino "el peor negocio de la historia" porque "no se podrían pagar las pensiones" y se comenzaría "a pagar aranceles y el IVA en destino". "No se puede engañar. La independencia no es la solución a la economía, es su reivindicación nacionalista y soberanista, y punto. No soluciona nada. Entorpece y empobrece a este país, fractura a la sociedad vasca y rompe Euskadi", ha agregado.
También ha insistido en que estará "enfrente de quien proponga la independencia" y se ha mostrado convencido de que los vascos se merecen la paz, "pero una paz con memoria y respeto a la dignidad de las víctimas y en el que cada uno asuma la responsabilidad de lo que ha hecho".
El lehendakari se ha dirigido, en este punto, a Laura Mintegi, a la que ha recordado que "en este país a algunos nos asesinaban y otros aplaudían". "Eso ha sido así. Radicalmente así, y mientras no asumáis eso, construiremos una sociedad amoral, por no decir inmoral", ha apuntado.
Urkullu, "por la independencia"
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha acusado a Urkullu de defender la independencia, aunque hable de "autogobierno". "La independencia es consustancial con usted, la independencia es lo suyo", ha insistido, para señalar el PP vasco defiende ser "como España, la octava potencia, no como Estonia o Croacia".
De cara a la convivencia, ha pedido que se haga un relato "veraz de los años de terror, que las víctimas queden prestigiadas porque les quitaron la vida y que el mundo de ETA asuma o que se le obligue a asumir que esto debe ser desprestigiado". "Una Constitución votada libremente por los vascos y un Estatuto, que son nuestras reglas de juego, y fuera de esas reglas de juego, no hay convivencia", ha agregado.
Tras acusar al candidato del PNV de intentar que la ciudadanía no sepa "a dónde va", ha indicado que, "con la que está cayendo, no estamos para referéndum y para meternos en estas cosas, para estar fuera del euro, lo que pone en peligro a la economía y a la sociedad".
Los vascos, consultados
Por su parte, Laura Mintegi ha defendido que se pregunte a la ciudadanía "con quién quiere vivir, cómo", y ha aludido al derecho a autodeterminarse, apelando a los derechos humanos. En ese momento, el candidato de UPyD, Gorka Maneiro, le ha espetado que no apele a los derechos humanos, cuando la izquierda abertzale "no los ha respetado, cuando han apoyado los crímenes de ETA". "Ésa es la realidad de los hechos", ha aseverado Maneiro.
Mintegi ha asegurado que "la única salida de la crisis es tener mayores cotas de independencia". "El Gobierno de España es un barco que se hunde. Si queremos salir adelante, hay que lograr la independencia, para poder ser un país vivo", ha destacado.
Además, José Navas ha defendido el federalismo de libre adhesión, que supone "el mejor espacio para la convivencia entre el independentismo o el centralismo, en una sociedad muy plural", y que se consulte a la ciudadanía, como ha ocurrido en el caso de Escocia.
Por último, Gorka Maneiro ha afirmado que la convivencia es "Estado de derecho, Constitución, principios democráticos y defender todo lo que ETA pretende destruir". "El objetivo es derrotar a ETA, con vencedores y vencidos, sin cesiones a los presos", ha dicho, para precisar que "la independencia es la ruina, nos sacarían de Europa, del euro, y la ruptura de la convivencia".