Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urdangarin utilizó la relación del Rey con Calderón para hacer negocios

Iñaki Urdangarin, intentó utilizar la sintonía entre su suegro, el Rey, y el presidente de México, para conseguir negocios en ese país. Fue en 2008, cuando supuestamente ya había abandonado el instituto Nóos. Así lo reflejan los últimos documentos aportados al juez por su ex socio, Diego Torres.

El primero de esos documentos los firma la directora de una empresa de captación de inversionistas en México. Comunica a Iñaki Urdangarin que para entrar en el negocio de las aguas públicas y la energía eólica la puerta sería el presidente de México Felipe Calderón. La interlocutora se despide pidiendo al duque de Palma igual discreción en el manejo de la información que le acaba de suministrar.
Urdangarin traslada esa información al presidente de la sociedad española Aguas de Valencia, le comunica que con Calderón la Casa Real tiene muy buenas relaciones desde una visita anterior a España y anuncia que está previsto un nuevo encuentro con él en pocos meses en la Zarzuela.
A la pregunta de por qué Urdangarin también accede a ese tipo de negocios Torres contesta aportando la declaración policial de Eugenio Calabuig, presidente de Aguas de Valencia, en la que desvela que acordó pagar al duque de Palma y a uno de sus amigos, José María Treviño, 125.000 euros trimestrales por sus gestiones. Los primeros 375.000 fueron ingresados en Suiza facturados con un contrato falso del que Urdangarin negó siempre haber estado detrás.