Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urdangarín pidió ayuda al Rey para uno de sus negocios

La última remesa de correos presentada por Diego Torres apunta a lo más alto. En septiembre de 2004, según una de las misivas, Udangarín se dirige al Rey para pedirle su ayuda con el congreso que el Gobierno de Francisco Camps le acaba de adjudicar ‘a dedo’ por más de un millón de euros.

Textualmente Urdangarín pide al Rey un par de gestiones para que “pueda mediar en la medida de la que fuera posible”. Estos trámites consistían en invitar al congreso en calidad de conferenciantes a varias figuras internacionales del deporte, como Bernie Ecclestone o Joseph Blatter “que podrían venir si el Señor les anima a aceptar la invitación”.
Torres no aporta la respuesta que dio el Rey, si es que la hubo, pero si un nuevo correo fechado en junio de ese año donde Urdangarín le remite al Rey su curriculum, previamente enviado a la princesa Corina, con la respuesta de ésta última interesándose en la posibilidad de que el duque de Palma se incorporara a la fundación Laureus.
Otro protagonista de esta nueva entrega de correos es el asesor legal del Rey, José Manuel Romero conde de Fontao. En un mail, fechado en 2007, Urdangarín informa a Diego Torres de que le ha pedido al abogado de la Casa Real que colabore con ellos en calidad de asesor en la nueva fundación que sustituye al instituto Nóos. Un mail que contradice lo que hasta ahora han mantenido tanto Urdangarín como el conde de Fontao.