Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos también presenta una ley para que el Congreso participe en el nombramiento y cese del fiscal general

Unidos Podemos también ha presentado en el Congreso una proposición de ley para que la Cámara Baja participe en el nombramiento y cese el fiscal general del Estado con el fin de evitar que el Gobierno pueda "interferir" en las decisiones del Ministerio Público y, por ende, en la acción de la justicia, y que éste actúe bajo los principios de legalidad y autonomía.
La semana pasada fue Ciudadanos el que registró una iniciativa en la misma línea que la del grupo confederal, planteando que sea el Congreso quien decida el nombramiento del jefe de la Fiscalía y que una quinta parte de los diputados del Congreso (70) puedan promover su cese por incumplimiento grave o reiterado de sus funciones.
La propuesta de Unidos Podemos, que recoge Europa Press, supone una reforma de la Ley que regular el Estatuto Orgánica del Ministerio Fiscal y sus autores, los diputados Gloria Elizo y Eduardo Santos, justifican su presentación en "la escasa confianza" que sigue generando la actuación de la Fiscalía General del Estado.
AVANCE HACIA LA INDEPENDENCIA
De ahí que juzguen necesario "ahondar" en la garantía de consenso en el nombramiento y cese del fiscal general del Estado otorgando un papel "más relevante" al Congreso, así como al propio Ministerio Fiscal.
La Constitución establece en su artículo 124 que el jefe del Ministerio Fiscal será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y comparecencia en el Congreso.
Una elección que, a juicio de Unidos Podemos, "no satisface suficientemente la deseable imparcialidad", por lo que se hace preciso "seguir avanzando en esa línea de independencia e imparcialidad apuntada constitucionalmente".
Sobre todo porque, defienden, es "la única manera" de "rehabilitar" ante la opinión pública, en general, y ante los operadores jurídicos, en particular, la sensación de que hoy la Fiscalía o, al menos, su cúpula, "no actúa" bajo el mandato de los principios de legalidad y autonomía.
OBLIGACIÓN DE QUE HAYA CANDIDATAS MUJERES
"A la vista de la tendencia de los sucesivos gobiernos a inmiscuirse en el desarrollo de estas funciones con motivaciones partidistas, se hace necesario proteger la independencia del Poder Judicial, de modo que se prevengan las referidas interferencias del Ejecutivo, otorgando mayor independencia a la Fiscalía General del Estado y al Parlamento mayor control sobre su actuación", reza el texto de la proposición.
En concreto, Unidos Podemos proponer que el fiscal general sea elegido en una terna elaborada por el Congreso de la que uno, al menos, de los candidatos deberá ser una mujer, y los tres deberán ser juristas de reconocido prestigio con más de quince años de ejercicio efectivo de su profesión, debiendo ser oídos, previamente a la elección, el Consejo General del Poder Judicial y el Consejo Fiscal.