Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los políticos no entran al funeral por los mineros por expreso deseo de las familias

Unas 5.000 personas han querido despedir a los mineros fallecidos en el pozo Emilio del Valle en un funeral conjunto que se ha celebrado en el polideportivo del municipio leonés de Santa María de Gorcón y que se ha quedado pequeño para albergar a quienes han querido arropar y acompañar a las familias de los fallecidos. Los políticos no han entrado en el polideportivo por expreso deseo de las familias. Es más, a la llegada de algunas autoridades se han escuchado gritos y abucheos. Tras la misa, los restos mortales de los mineros serán trasladados a sus lugares de origen para recibir sepultura.

Unas 5.000 personas han querido despedir a los mineros fallecidos en el Pozo Emilio del Valle.
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano; el secretario de Organización del PSOE, Óscar López; la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco; el presidente del Consejo de Administración de Hullera Vasco Leonesa, Antonio del Valle, y el director general de la compañía, Mario Calvo, así como el secretario regional del PSOE, Julio Villarrubia, los alcaldes de los municipios mineros  y el secretario regional de UGT, Agustín Prieto; y el de CCOO, Ángel Hernández, han querido acercarse hasta Santa María de Gordón para despedir a los seis mineros.
No obstante, las autoridades políticas no han entrado al polideportivo por deseo de las familias de los mineros muertos, al igual que los medios de comunicación, que han podido seguir la homilía desde la explanada exterior del polideportivo, que también se ha abarrotado de vecinos y personas que han querido arropar a las familias en estos duros momentos.
La misa funeral por el "eterno descanso" de Orlando G, Carlos.P, Manuel M, Antonio B. y Roberto Álvarez, ha sido oficiado por el obispo de León, Julián López, mientras que el funeral de José Luis A, se celebra también hoy pero en la localidad asturiana de Pola de Lena, donde residía.
A la llegada de los ataúdes se han escuchado aplausos. En cambio los asistentes han lanzado gritos contra los responsables políticos, a quienes han acusado de ir a Santa María de Gordón "a hacerse la foto" y de que "en cuatro días" se olvidarán "de la tragedia".
Uno de los familiares ha acusado al responsable de la empresa de no tener "cojones, y ellos sí por eso están todos muertos…ojala haya quien no descanse nunca".
Una vez que ha concluido el funeral, que  ha sido interrumpido en numerosas ocasiones por los aplausos de los miles de asistentes, se ha vivido uno de los momentos más emotivos que ha provocado las lágrimas en los presentes,  y ha sido cuando miles de voces, tanto fuera como dentro del polideportivo, han entonado 'Santa Bárbara bendita', el himno minero.
Un largo aplauso y gritos de "vivan los mineros" han puesto el punto final al funeral conjunto, tras lo que los féretros con los restos de los trabajadores fallecidos el lunes han abandonado el polideportivo de Santa María entre un pasillo humano, que les ha despedido entre aplausos, lágrimas y el desconsuelo de las familias.
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha declinado a hacer declaraciones y se ha limitado a decir que estaban donde tenían que estar y que no era el momento de hablar sino de "apoyar" a las familias en estos duros momentos de dolor.