Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 30.000 personas pasan por la capilla ardiente de Carrillo en Madrid

La Internacional cierra la capilla dos horas después de lo previsto

Sus restos serán incinerados este jueves en la Almudena

Las cenizas, vertidas en el mar Cantábrico, según los deseos de Carrillo

Los restos mortales de Santiago Carrillo serán incinerados hoy en el madrileño cementerio de la Almudena. El miércoles 30.000 personas pasaron por el Auditorio Marcelino Camacho de Comisiones Obreras para dar su último adiós al histórico dirigente del PCE durante las casi doce horas que ha permanecido abierta la capilla ardiente. El cierre se alargó dos horas más de lo previsto debido a la afluencia de gente. La Internacional se entonó al cierre de la capilla.
Santiago Carrillo será incinerado en el cementerio de La Almudena. "Va a ser un acto público porque mi padre era un hombre público", ha apostillado el hijo de Carrillo.
Después sus restos serán trasladados a Gijón, su ciudad natal, donde serán esparcidos por el mar.
No habrá funeral por expreso deseo de Carrillo. En cambio, su familia su ha previsto un acto laico para despedirle.
La capilla ardiente instalada durante todo el miércoles en la sede del sindicato ubicada en la calle Lope de Vega de la capital estuvo abierta hasta minutos antes de las 23.00 horas, casi dos horas después de lo previsto, debido a la multitud de gente que se ha acercado allí para despedir a Carrillo.
Pasadas las 22.30 horas, las últimas personas que quedaban en el auditorio han despedido a Carrillo con un prolongado aplauso y cánticos de La Internacional para dar por cerrada la capilla ardiente.
La gran cantidad de personas que se acercaron hasta el Auditorio Marcelino Camacho provocó a lo largo de la jornada largas colas que han llegado, pasando por la calle Lope de Vega, el Paseo del Prado, la calle de Jesús, la calle Cervantes, hasta llegar a la Plaza de Neptuno.
El ataúd fue instalado sobre el escenario del salón de actos, flanqueado por cuatro banderas (la europea, la española, la del PC y la de la Comunidad de Madrid) y bajo una gran foto del político fumando, sobre la que se podía leer una frase del propio Carrillo: "El capitalismo puede llegar a destruir a la especie humana".
Se abrieron varios libros de firmas. Otros dos se situaron en el escenario para recoger los mensajes de las personalidades.
Entre las numerosas personalidades, del mundo de la política destacaron Felipe González, el hijo de Adolfo Suárez, varios miembros del Gobierno --Soraya Sáenz de Santamaría, Fátima Báñez, Ana Pastor o José Manuel García-Margallo--, o políticos como Alfredo Pérez Rubalcaba, Elena Valenciano, Alfonso Guerra, Jordi Pujol, Esteban González Pons, Ana Botella, Jaime Lissavetzy, Gaspar Llamazares, Cayo Lara, Josep Sánchez Llibre, José Luis Centella, Rosa Díez, José Antonio Griñán, María Teresa Fernández de la Vega, José Bono, Ramón Jáuregui, Manuel Chaves, Carme Chacón o José Montilla, así como los líderes sindicales de CC.OO y UGT.
El mundo de la cultura también quiso trasladar su último adiós al exdirigente del PCE. Por la capilla ardiente pasaron personalidades como Almudena Grandes, Álvaro de Luna, Asunción Balaguer, Ana Belén, Víctor Manuel y Juan Diego, entre otros.
Entre los miles de ciudadanos que acudieron a dar el último adiós al exdirigente comunista destacaron los que se han acercado con una rosa roja, que dejaron a los pies del féretro, y también algunos con la bandera tricolor republicana.
"Abrumados ante tantas muestras de cariño"
"Realmente estamos abrumados de tantas muestras de cariño, de tanta gente, de tantos militantes llanos e hijos de militantes que me han dicho que vienen ellos porque sus padres están mayores y no pueden. Es realmente impresionante", afirmó el hijo mayor de Santiago Carrillo.
El hijo mayor de Carrillo quiso agradecer el apoyo de la multitud de dirigentes políticos de todas la ideologías que hoy ha pasado a rendir homenaje al veterano político, algo que les ha conmovido tanto como las muestras de afecto ofrecidas por la "gente humilde" o "los militantes de toda la vida que sacan su carnet".
"Creo que mi padre, no sólo ahora que ha fallecido sino desde hace algunos años, ha gozado de un reconocimiento general. Yo creo que él había gozado de un reconocimiento bastante general y hoy lo estamos viendo. En el amplísimo abanico político que ha pasado", añadió.