Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD denuncia una partida opaca de 4.300 euros mensuales para cada eurodiputado

Maite Pagazaurtundua, candidata de UPyD a las europeasEFE

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha avisado este viernes de que todos los eurodiputados reciben dinero de una "partida opaca" del Parlamento Europeo en concepto de "gastos generales", que asciende a 4.299 euros mensuales por parlamentario, y ha exigido "transparencia" a sus diputados y a la Eurocámara con el objetivo de que esa cuantía no se convierta en ningún caso en un "sobresueldo".

En declaraciones a los periodistas antes de la celebración de una mesa redonda sobre integridad institucional en Madrid, la portavoz de UPyD en el Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundua, y la eurodiputada magenta Beatriz Becerra, han explicado que el objetivo es arrojar "luz" sobre esta institución pública: "Pensamos que las instituciones europeas tienen que ser la referencia máxima a la hora de aplicarse medidas de transparencia", han argumentado.
Según UPyD, la remuneración de los eurodiputados tiene cuatro partidas básicas: el salario único del parlamentario, que asciende a 6.260 euros netos al mes; las dietas de alojamiento y subsistencia, que suponen 304 euros diarios por asistir a plenos o reuniones; la asistencia parlamentaria, dotado con una cantidad de 21.379 euros mensuales; y otro concepto denominado "gastos generales" de 4.299 euros al mes.
Estas dietas por gastos generales --que se ingresan directamente a cada eurodiputado y no están sujetas a ningún tipo de control por parte de la Eurocámara-- están destinadas a cubrir los gastos en el Estado miembro de elección, tales como los gastos de gestión de oficina de los diputados, gastos de teléfono y los gastos postales, así como la compra el funcionamiento y el mantenimiento de los equipos informáticos y telemáticos.
Utilizarlo en actividad parlamentaria o devolverlo
Sin embrago, UPyD ha explicado que el total de los casi 4.300 euros mensuales que recibe cada diputado en concepto de gastos generales "no tienen por qué gastarse completamente" y ha abogado por que los parlamentarios justifiquen ese gasto "que va directamente a su bolsillo". En este sentido, Becerra ve necesario que se gaste en actividades parlamentarias y ha criticado el uso ilegítimo de ese dinero: "Venir a tu país y hacer comidas en tu país porque quieres comer, pues no", ha zanjado.
Desde la formación magenta se ha denunciado que las dietas del Parlamento Europeo para gastos generales "es una grieta de opacidad innecesaria" y, por este motivo, ya solitaron a la Mesa de esta institución que tomase medidas y obligara a rendir cuentas de este concepto que asigna a los parlamentarios.
En esta línea, el partido político que lidera Rosa Díez se ha comprometido a rendir cuentas de esa partida y a devolver al Parlamento Europeo todo el dinero de esta partida que sus eurodiputados no hayan gastado "año a año". Además, Becerra ha denunciado también que en 7 meses de actividad en la Eurocámara, sus cuatro eurodiputados han gastado "un 30 por ciento como mucho" del total que reciben en este concepto.
"Ese dinero está para dar todas las herramientas posibles a tu equipo, para que tú hagas el mayor trabajo posible y devuelvas el mayor bien posible a los ciudadanos, y si lo devolvemos es porque no se ha utilizado con su finalidad", ha matizado Pagazaurtundua, recalcando que ese gasto debe ser "utilizado eficientemente".
Transparencia o devolverlo
Asimismo, pretenden que haya más control sobre los fondos de Asistencia parlamentaria --21.379 euros mensuales-- previstos para la contratación de personal, tanto en Bruselas como en España, así como de asesores y Servicios Profesionales en los que se pueden gastar el 25 por ciento del total.
Según UPyD, este fondo en ocasiones se utiliza como si fuera un "recursos humanos" de los partidos y con él se contrata a asistentes que residente en el lugar de origen del eurodiputado y no en Bruselas: "Son fondos destinados a una tarea específica y se dedican a tener una estructura de partido paralela", señalado, añadiendo que "hay algún parlamentario que tiene 24 asistentes locales" en su país y, en concreto, "alguno español que tiene uno en Bruselas y cuatro o cinco en España".
En este sentido, el partido político quiere impulsar la medidas de que se publiquen de manera obligatoria todos los servicios profesionales y asesores contratados por parte de los eurodiputados.