Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPF dice que el fiscal general "no puede estar más tiempo callado" sobre Moix y no descarta pedir formalmente su cese

El presidente de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), Álvaro García, ha asegurado que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, "no puede estar más tiempo callado" respecto a lo que está ocurriendo con el fiscal Anticorrupción, Manuel Moix; y ha señalado que, aunque aún no lo han hecho, no descarta pedir formalmente su cese.
"Vamos a darle a lo mejor una pequeña oportunidad, pero no es algo descartable, no es algo que esté muy lejos de lo que estamos pensando", ha indicado García, que ha acudido a Málaga a una reunión de la Secretaría de UPF y a una charla que ha ofrecido el fiscal del Tribunal Supremo Pedro Crespo.
Así, García ha señalado que este pasado jueves en el Consejo Fiscal una de las consejeras, "en un acto de convicción de lo que estaba diciendo, se lo dijo, entendemos que hay una persona que no es idónea para dirigir la Fiscalía Anticorrupción, pero el fiscal general tampoco ha tenido la reacción que se merece la carrera".
Al respecto, ha explicado que "la opinión pública lo ve desde fuera todo, ve cómo parece que hay un escenario de crítica o desconfianza hacia la Fiscalía, pero nosotros lo que necesitamos es que nos saquen de aquí, porque perder la credibilidad en dos meses como nos ha pasado como institución es algo que no se puede tolerar, porque nos afecta a nuestro trabajo".
Ha lamentado que "enseguida va a estar este foco, el mantra de la Fiscalía dirigida por el poder político", de lo que, ha dicho, "tenemos que alejarnos, con hechos y hacerlo ya, antes de modificar cualquier ley". "Se puede empezar hoy a tomar decisiones que nos den esa imagen de independencia que hemos perdido", ha apuntado.
Ha señalado que al frente de la Fiscalía Anticorrupción, "uno los órganos más sensibles de la carrera", hay que poner "a alguien que sea absolutamente indiscutido por todo el mundo y que no va a ser sujeto de ninguna suspicacia".
Pero, ha apuntado que "ha ocurrido lo contrario, a partir de que ya desde su nombramiento --en referencia a Moix-- el fiscal general conocía la existencia de unas escuchas en las que, no directamente, pero sí indirectamente, era el preferido de una persona que ahora mismo esta en prisión; todo lo que haga Manuel Moix va a estar puesto bajo sospecha".
García ha considerado que "la mejor respuesta de la Fiscalía general debería ser remover a la persona que está al frente de Anticorrupción, por eso entendemos que no es solo responsable Manuel Moix, sino ir un poco hacia atrás, el fiscal general no ha reaccionado".
"Con todo lo que ha pasado estas últimas semanas, necesitábamos un fiscal general que reaccionara, nosotros no tenemos más cabeza que la del fiscal general y nuestra credibilidad está en manos de quien es la cabeza de la institución", ha explicado, considerando que "si esa cabeza se queda callada, deja que pase el tiempo, no da explicaciones, no es contundente, no apoya de una manera inequívoca a los fiscales anticorrupción con su presencia, pues nos convertimos en lo que hemos sido estas dos semanas, un 'pim pam pum' y la Fiscalía no se merece esto", ha dicho.
Respecto a la petición del cese de Moix, ha recordado que los consejeros de la UPF argumentaron en el Consejo Fiscal "por qué no es la persona idónea para seguir al frente de la Fiscalía Anticorrupción", incidiendo en que "el argumento más importante para nosotros no es mirar hacia el origen de Moix en cuanto al pasado, sino hacia el futuro".
"La imagen que proyecta la Fiscalía Anticorrupción con Moix al frente es una imagen sin credibilidad y sin tranquilidad", ha aseverado, al tiempo que ha considerado que "lo que necesita esta Fiscalía son esos dos factores".
Asimismo, por último, ha señalado que el que Maza haya paralizado el relevo de los fiscales del 'caso del 3 por ciento' "no necesariamente" supone una desautorización a Moix, pero sí que "ha considerado que el decreto de éste no estaba suficientemente motivado o no había datos suficientes, por eso ha decidido recabar más datos". "No me atrevería a decir tanto, pero si hubiera sido un decreto impecable e impoluto se habría tomado una decisión ya", ha concluido.