Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE pide priorizar a los jóvenes para que el paro no les empuje al "extremismo"

Dastis secunda la tesis y avisa de que "sin seguridad no hay desarrollo"
El comisario de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación de la UE, Johannes Hahn, ha constatado este lunes la importancia de que los países de la ribera mediterránea prioricen trabajar contra el paro juvenil, porque lo considera una fuente de "extremismo".
Al intervenir en el II Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo (UpM), también ha explicado que en Oriente Medio y en los países del norte de África el paro alcanza los dos tercios de la población inferior a los 30 años.
Hahn ha advertido de que este desempleo convierte a los jóvenes en "una diana fácil de la propaganda de los extremistas", que son fuente de los principales problemas de seguridad en los países del mediterráneo y de otras zonas del mundo.
ACOGER A LICENCIADOS
Ha pedido que los países de la UpM inviertan en empleo de calidad y que todo el mundo tenga acceso a la educación: "Tenemos que abrir nuestras fronteras y acoger a los que acaban de licenciarse".
El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, ha afirmado que invertir en los jóvenes es "motor de estabilidad y de desarrollo", y ha pedido a los países que esto no sea un mero eslogan, sino una prioridad transversal de todos los Estados de la zona.
Ha defendido apostar por la educación, el empleo y la movilidad de esto jóvenes, ha asegurado que esto también es una forma de invertir en la seguridad de la región, y ha advertido de que "sin seguridad no hay desarrollo posible".
"Nuestro objetivo es hacer del Mediterráneo un espacio abierto que facilite el intercambio de bienes y de personas", y ha añadido la necesidad de ir poco a poco construyendo una agenda regional común de todos los países de la región.
Dastis también ha dicho que la UpM no es un foro de resolución de conflictos, pero sí puede acoger el diálogo y la cooperación en todo lo que sirva para contribuir "a la paz regional" en la ribera del Mediterráneo.
PIETRO GRASSO: LOS PARLAMENTOS
El presidente del Senado de Italia y de la Asamblea Parlamentaria de la UpM, Pietro Grasso, ha afirmado que los parlamentos corren el riesgo de quedar "deslegitimados" si no se adaptan a las demandas de los jóvenes y de la sociedad en general.
Además, ha planteado que otra forma de trabajar a favor de las nuevas generaciones es conseguir que "redescubran la importancia de la política, también en su dimensión ética", y ha considerado que la UpM tiene un papel destacado en esta tarea.