Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turull (JxSí) reprocha al Estado que negociase con "los de las armas" y no con el independentismo

Pide "más mentalidad de conflicto" para combatir estratégicamente al Estado
El presidente de JxSí en el Parlament, Jordi Turull (PDC), ha reprochado este martes al Estado de que negociara con "los de las armas", en alusión a ETA, y no se siente a hablar con los que defienden la posibilidad de celebrar un referéndum independentista.
"Ellos no quieren hablar de todo. Parece que les dé más miedo las urnas que las armas, porque con los de las armas se sentaron y negociaron", ha sentenciado, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtiera el lunes de que no negociará la unidad de España aunque el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, supere la cuestión de confianza.
Según Turull, el Estado ha engañado a los catalanes porque, a su juicio, no está dispuesto a hablar de todo por la vía pacífica y democrática, y ha reclamado al independentismo "más mentalidad de conflicto", desde un punto de vista estratégico y no agresivo, para combatir al Estado en lo que considera que es el tramo final hacia la independencia.
"Igual que muchos catalanes están comprometidos con que esto salga bien con las mejores artes, en el Estado hay muchos estamentos dispuestos a hacer lo que sea para que esto no salga bien con sus peores artes", ha advertido el también dirigente del PDC, tras considerar que ya ha dado pruebas de lo que es capaz de hacer durante los últimos años.
Así, ha alertado de que desde el Estado se intentará enfrentar, atemorizar e infundir la duda y la desconfianza entre los catalanes, y ha llamado a estar "muy prevenidos y vacunados" para evitarlo, y ha llamado, en una conferencia en el Fórum Europa, a no tener miedo, a no dar miedo y a tejer complicidades y evitar la confrontación en Catalunya.
"Ahora que lo tenemos tan cerca, la historia sólo nos juzgará por si lo hemos hecho posible o no", ha resaltado Turull, que se ha mostrado dispuesto a revisar y ratificar lo que se necesario para afrontar el tramo final hacia la independencia.
"IMPULSO DEFINITIVO"
Por ello, ha defendido que la cuestión de confianza, a la que Puigdemont se someterá este miércoles y jueves, puede ser una oportunidad para "replantear lo que sea necesario y dar un impulso definitivo" a la fase final del proceso independentista.
Tras reiterar que el 'sí' de la CUP a la cuestión de confianza debe ir vinculada a los Presupuestos, ha reclamado que es un momento de "mirada larga y de pensar en grande y no de politiquería", por lo que todos los pasos que se den deben basarse en la unidad y la tranversalidad en pro de la independencia, sin que ello lleve a tener que renunciar a su ideología.
Al ser preguntado por si habrá terceras elecciones, Turull ha vaticinado que todo apunta a que se convocarán, y se ha mostrado muy escéptico sobre que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ofrezca un referéndum al independentismo: "Todo lo que viene del PSOE parece más simpático, pero es marear la perdiz, y como la perdiz está tan mareada, ha dicho basta".
FÓRMULA DE JxSí
Tanto Turull como quien lo ha presentado, la portavoz de JxSí en el Parlament, Marta Rovira, han negado que haya divisiones en el grupo del parlamentario y han defendido esta fórmula porque "es la suma de mucha gente que procede de partidos, ideologías y pensamientos diferentes, y que ha entendido que hay que sumar para ser más fuertes" para hacer posible un Estado catalán.
Según Rovira, ante los que ven en la diversidad de JxSí debilidades u oportunidades para desgastar hay que responder que los instrumentos para llegar a acuerdos y consensos constituyen una "enorme fortaleza".
"Ahora, más que nunca, tenemos la necesidad de buscar consensos, porque solo en lo que nos une podremos construir una República catalana", ha zanjado.