Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trillo dice que ya pidió su relevo y que su responsabilidad quedó depurada con las elecciones y en el Congreso

Niega que el Consejo de Estado responsabilice al Gobierno del accidente del Yak 42 y que no proceden más indemnizaciones
El exministro de Defensa Federico Trillo ha explicado este jueves que hace tiempo que pidió al Gobierno dejar de ser embajador en Reino Unido y considera que su responsabilidad política por el accidente del Yak 42 ya quedó depurada con las elecciones de 2004, 2008 y 2011 --a las que concurrió como cabeza de lista por la provincia de Alicante-- y con sus comparecencias en el Congreso de los Diputados.
"¿Dónde se pueden depurar más responsabilidades políticas?", se ha preguntado Trillo, en declaraciones a la COPE recogidas por Europa Press. "Además, la cadena de mando del Ejército fue depurada en 2004 y políticamente, ¿qué más se puede pedir?", ha añadido.
Según ha indicado, "no sólo sabía" que iba a ser relevado en la Embajada en Londres, sino que él mismo lo pidió en una conversación con el exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo el verano pasado. "Ya lo tenía decidido, estábamos con las maletas prácticamente hechas. Luego he tenido oportunidad de hablarlo con el ministro Alfonso Dastis en otras dos ocasiones y le dije que mi intención era volver a España", ha explicado.
Así, el todavía embajador ha dicho que cuando se haga efectivo su relevo tiene "intención" de regresar precisamente al Consejo de Estado, órgano en el que tiene plaza de letrado y al que ya se lo comunicó hace algo más de un año, por lo que ha asegurado que ni será titular en otra embajada ni continuará en la de Reino Unido por más tiempo.
DICE QUE NO EJERCE NINGUNA RESPONSABILIDAD POLÍTICA
Trillo ha insistido en que él ya no ejerce "ninguna responsabilidad política", a pesar de que reconoce que su nombramiento en Reino Unido sí fue político, y que ya ha puesto su cargo "a disposición del Gobierno". "Yo no he estado ejerciendo políticamente la embajada. Vuelvo al Consejo de Estado, que es mi carrera, y sobre mi futuro, ya decidiré yo y Dios cuando llegue el futuro", ha remarcado.
El responsable de Defensa cuando ocurrió la tragedia del Yak 42 de mayo de 2003, en la que murieron 62 militares españoles que regresaban de su misión en Afganistán, ha asegurado primero que no conoce al completo el dictamen del Consejo de Estado que determina que el Gobierno de entonces conocía los riesgos a los que se exponía ese vuelo y que no hizo nada al respecto.
Sin embargo, después ha señalado que no cree que la conclusión de este informe responsabiliza al Gobierno de los fallos que llevaron al accidente del avión, sino que sólo "justifica las indemnizaciones pagadas en su día por la Administración", razón por la cual, a su juicio, se utiliza el término responsabilidad administrativa.
En este sentido, ha destacado que el dictamen es sólo una "opinión" del Consejo de Estado que "no añade nada" a lo que se ha dicho ya en las resoluciones judiciales porque "ya están pagadas las indemnizaciones" a las familias de las víctimas.
"Lo que se ha tratado de hacer es confundir con una especie de imputación al Gobierno de la culpa del accidente del Yak. Se ha publicado que el Consejo de Estado responsabiliza al Gobierno y eso es rotundamente falso", ha subrayado.
Trillo ha asegurado que las responsabilidades ya se determinaron en la comisión internacional que investigó el siniestro, la cual, según ha añadido, "señaló sin lugar a dudas que el accidente había sido causado por un error humano de los pilotos, por cansancio, o por mal funcionamiento del aeropuerto de aterrizaje".
SENTENCIAS INCONTROVERTIBLES
Además, el exministro opina que el dictamen "ratifica las sentencias civiles y penales de los tribunales españoles", tanto de la Audiencia Nacional como del Tribunal Supremo, sentencias que ha definido como "incontrovertibles respecto de la causa del accidente". Por tanto, ha apuntado, el Consejo de Estado añade que no proceden más indemnizaciones.
Sobre los indultos que concedió el primer Gobierno de Mariano Rajoy, poco después de tomar posesión, a dos de los condenados por los fallos en las identificaciones de los cadáveres, Trillo ha señalado que "las víctimas tienen todo su derecho a pedir indemnizaciones y a buscar responsabilidades personales porque una vida es siempre irreparable", pero ha aseverado que "en la racionalidad de la justicia, la suma justicia es suma injusticia".
"El indulto forma parte del derecho de gracia y el Gobierno lo ejercitó, y es natural que se sientan afectados, pero creo que el perdón es bueno", ha resaltado.
A la pregunta de si cree que la publicación del informe tiene que ver con sus opciones para presidir el Consejo de Estado cuando ocupe de nuevo su plaza, Trillo ha admitido que esta posibilidad existe, pero que es algo que "ya se comentó hace cinco años". "Entonces dice que yo en el Consejo de Estado estoy por mi carrera, por una oposición durísima, y no quiero nombramientos políticos; no estoy en el Consejo a dedo", ha indicado.
Y en cuanto a si cree que el exministro de Justicia con el PSOE Fernando Ledesma, actual miembro del órgano consultivo del Gobierno, puede estar detrás de la filtración del dictamen, Trillo ha respondido que no puede ni "insinuarlo". "¿Cómo voy a dudar de él? Pero el Consejo de Estado debería abrir una investigación para saber quién lo ha filtrado", ha afirmado.