Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas absuelve al exlíder del PSOE de Castilla y León por el 'caso FEVE'

El Tribunal de Cuentas ha absuelto a Ángel Villalba, líder de los socialistas de Castilla y León entre 2000 y 2008, en el procedimiento por supuesto perjuicio a las arcas públicas que se le había abierto a instancias de la Fiscalía y la Abogacía del Estado por la compra de una parcela cuando presidía la empresa pública Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE), después absorbida por Adif.
Ángel Villalba fue nombrado presidente de FEVE en 2008 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, tras lo cual tomó las riendas del PSOE castellano leonés Óscar López.
Siendo presidente de FEVE, promovió la compra en 2010 de diversos terrenos en León con la finalidad de transformar en una línea de tranvía la línea ferroviaria de FEVE en la ciudad, eliminando, así, la barrera urbana creada por el tren.
La operación fue denunciada por la Abogacía del Estado ante el Tribunal de Cuentas al considerar que se habían producido irregularidades administrativas y legales y al entender que el precio pagado por los terrenos, 1,77 millones, era "excesivo y desproporcionado". El abogado del Estado, apoyado por la Fiscalía, reclamaba a Villalba el reintegro de 882.434,16 euros al erario público.
EL PRECIO ERA "CORRECTO"
La sentencia del consejero de Cuentas José Manuel Suárez Robledano, a la que tuvo acceso Europa Press, absuelve al político socialista al considerar que las deficiencias de la operación resultaron "irrelevantes" y que el precio desembolsado era "correcto, adecuado y proporcionado".
Además, el Tribunal subraya que la operación urbanística no fue decisión unilateral de Villalba, sino que se aprobó por unanimidad y que se basó en un previo convenio marco suscrito en 2010 entre el Ayuntamiento de León, el Ministerio de Fomento y FEVE.