Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa ve factible identificar a dos de los agresores del vídeo de Irak

Exclusiva de El País.cuatro.com

El Ejército de Tierra considera que el vídeo publicado por 'El País' con supuestas agresiones de militares en Irak "efectivamente" pudo haberse grabado en la base española en Diwaniya y ve "factible" identificar "al manos a dos de los agresores" si no se hubieran "velado intencionadamente sus rostros".

Según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado, éstas son dos de las conclusiones de la investigación abierta por el Ejército de Tierra tras la publicación del vídeo, que ya se han remitido al juez togado decano de Madrid, por instrucciones del ministro de Defensa, Pedro Morenés.
Nada más conocer la grabación, que 'El País' situaba en los primeros meses de 2004 en Diwaniya, Defensa anunció que investigaría el contenido del vídeo y sus "deplorables" imágenes para determinar si pueden "depurarse responsabilidades".
El Ejército de Tierra abrió una investigación de la que ha hecho públicas este martes sus "primeras conclusiones", tras haber recabado "información sumarísima" sobre este "caso de presunto maltrato de soldados españoles a prisioneros iraquíes".
Las "conclusiones preliminares" a las que ha llegado Tierra apuntan a que "su localización podría corresponder efectivamente con las instalaciones habilitadas para prisioneros en el cuerpo de guardia de Base España en Diwaniya (Irak)".
Además, señala que si se puede "analizar el vídeo original", los distintivos que llevan los agresores en sus uniformes "podrían llevar a la identificación de su unidad de procedencia". "De no haberse velado intencionadamente sus rostros --agrega--, sería factible reconocer al menos a dos de los agresores".
En el vídeo, de 40 segundos de duración, se ve cómo hasta tres soldados golpean a dos prisioneros que permanecen en el suelo, a los que propinan fuertes patadas. Otros dos militares observan la escena que es grabada, al parecer, por un sexto.
"Ni constancia ni sospechas de malos tratos"
El informe remitido al juez también señala que, según a la investigación realizada, "ninguno de los jefes de los contingentes destacados en Irak tiene ni tuvo constancia y ni siquiera sospecha de que se infligieran malos tratos a prisioneros".
Es más, añade, aseguran que "siempre se les dio un trato correcto y concorde, en todo momento, con la legislación vigente y con las reglas de enfrentamiento en vigor".
El Ejército de Tierra ha trasladado al juez togado territorial militar decano de Madrid estas conclusiones "para que compruebe la veracidad de la información difundida y para que adopte en su caso las acciones correspondientes sobre los presuntos responsables".
Además, según informa Defensa, el Ejército aprovecha para recalcar que "rechaza enérgicamente este tipo de comportamientos" y asegura que "prestará la máxima colaboración a la Justicia para el esclarecimiento de los hechos y la depuración más completa de responsabilidades".
"En los más de 20 años de participación de militares españoles en operaciones internacionales, más de 132.000 miembros de las Fuerzas Armadas, y de su Ejército de Tierra en particular, han llevado a cabo las diferentes misiones en los más diversos y duros escenarios entre el reconocimiento de las poblaciones locales a su labor, por lo que un caso aislado de supuestos malos tratos no puede empañar la labor de tantos soldados", recalca Defensa, en el comunicado.