Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un terremoto de 5,2 grados de magnitud sacude la zona centro de España

Un terremoto de 5,2 de magnitud, con epicentro en Ossa de Montiel (Albacete), a 87 kilómetros de Albacete, ha sacudido la zona centro de España alrededor de las 17,16 horas, según ha informado el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Tras este temblor se han producido, al menos, dos movimientos con magnitud igual o superior a 2,5. Desde el Ministerio del Interior ya se ha informado de que no se han registrado daños materiales ni estructurales, salvo algún incidente "leve".

El seísmo se ha registrado en la latitud 39,04, con una longitud de 2,65 y una profundidad de 10 kilómetros. El IGN está actualizando periódicamente esta información en su cuenta oficial de Twitter. El organismo apunta que no es una zona en la que sean habituales los terremotos. El terremoto registrado en Lorca (Murcia) en 2011 tuvo una magnitud de 5,1 grados.

El terremoto no ha causado daños materiales ni estructurales, salvo algún incidente "leve", como la caída de piedras en algún vehículo, según señala el Ministerio del Interior, que asegura que no constan este tipo de daños después de haberse puesto en contacto con la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha y el 112.

Interior señala que, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y de acuerdo con los datos e informaciones facilitadas por el Instituto Geográfico Nacional (IGN), se ha producido un movimiento sísmico en Ossa de Montiel (Albacete), de magnitud 5.4 y 14 km de profundidad, sentido ampliamente en la zona y en Madrid. Posteriormente, se han producido varias réplicas, la mayor de magnitud 3.1.

En todo caso, el IGN ha revisado poco después los datos del seísmo estableciendo la magnitud en 5,2 y la profundidad en 10 kilómetros, según se puede comprobar en su cuenta de Twitter y tal y como han informa fuentes de este organismo a Europa Press.

Numerosas réplicas

Numerosas réplicas se han dejado sentir en la zona en la que este lunes se registraba un terremoto. según ha informado a Europa Press el Instituto Geográfico Nacional (IGN). El organismo también ha señalado que, en la primera hora posterior al gran sismo, se han producido, al menos, dos movimientos con magnitud igual o superior a 2,5.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo ha señalado que 12 minutos después del terremoto de 5,2, se ha registrado en el mismo epicentro una réplica de 2,5, a 19 kilómetros de profundidad. Mientras que justo una hora después, llegaba un nuevo temblor de 3,1 en la escala de Richter, esta vez a 10 kilómetros de profundidad.

Desde el IGN han indicado que la mayor parte de las réplicas son de escasa magnitud. El organismo informa en su página web de todas ellas, "cuando la web restablezca su servicio", ya que se cayó tras hacerse público el terremoto. Además, en Twitter (@IGN_Sismología) informarán de aquellos que sobrepasen la intensidad de 2,5. Es entre "la magnitud 2,5 y 3 cuando la gente los puede sentir", según han destacado desde el Instituto.

Protocolo ante un terremoto

Protección Civil aprovecha para recordar que, en caso emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás. Por ello, sugiere que se sigan las informaciones y las normas preventivas que pueda adoptar la comunidad autónoma correspondiente.

De este modo, recuerda que si se vive en una zona de riesgo de sufrir un terremoto, conviene adoptar una serie de medidas preventivas, tales como: revisar, controlar y reforzar el estado de aquellas partes de las edificaciones que primero se pueden desprender, como chimeneas, aleros o balcones; revisar, asimismo, aquellas instalaciones que pueden romperse: tendido eléctrico, conducciones de agua, gas y saneamientos; asegurarse de que el edificio cumple la Normativa Sismorresistente; y extremar las precauciones en cuanto a la colocación y sujeción de algunos objetos que pueden caerse, en especial los pesados y los que pueden romperse como lámparas, espejos, botellas. Además, señala que hay que tener un especial cuidado con la ubicación de los productos tóxicos o inflamables, a fin de evitar que se produzcan fugas o derrames.

En caso de producirse un terremoto de una cierta intensidad, intente concentrar la atención en evitar riesgos. Si está en el interior de un edificio, es importante buscar refugio debajo de los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas o escritorios, o bien, junto a un pilar o pared maestra; mantenerse alejado de ventanas, cristaleras, vitrinas, tabiques y objetos que pueden caerse y llegar a golpearle; no utilizar el ascensor, ya que los efectos del terremoto podrían provocar su desplome o quedar atrapado en su interior; utilizar linternas para el alumbrado y evitar el uso de velas, cerillas, o cualquier tipo de llama durante o inmediatamente después del temblor, que puedan provocar una explosión o incendio.

Si la sacudida le sorprende en el exterior, es conveniente ir hacia un área abierta, alejándose de los edificios dañados. Después de un gran terremoto, siguen otros más pequeños denominados réplicas que pueden ser lo suficientemente fuertes como para causar destrozos adicionales. Asimismo, recomienda no acercarse ni penetrar en edificios dañados. El peligro mayor por caída de escombros, revestimientos, cristales, etc., está en la vertical de las fachadas.

Finalmente, si se está circulando en coche, es aconsejable permanecer dentro del vehículo, así como tener la precaución de alejarse de puentes, postes eléctricos, edificios degradados o zonas de desprendimientos.