Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz no supera la investidura en primera votación

La candidata a la Presidencia de la Junta, la socialista Susana Díaz, no ha logrado ser investida en la primera votación celebrada este martes ante el Pleno del Parlamento, al haber obtenido el voto favorable únicamente de los 47 diputados del PSOE-A y el contrario de los 62 parlamentarios de PP-A, Podemos, Ciudadanos e IULV-CA.

Susana Díaz requería una mayoría absoluta en esta primera votación para ser investida. El presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, ha fijado una segunda votación para el próximo viernes a las 11,00 horas donde prosperará la investidura si la candidata socialista logra mayoría simple --más votos positivos que negativos--, según establece el Reglamento del Parlamento y el Estatuto de Autonomía.

De este modo, para ser investida en esta segunda votación, Susana Díaz requerirá al menos de la abstención de 16 parlamentarios, lo que exige que se abstenga el PP-A --33 diputados-- o Podemos y Ciudadanos --15 y 9, respectivamente--. Caso de no conseguirse mayoría simple se podrán tramitar sucesivas propuestas que podrán ser sometidas a votación cada 48 horas.

Según establece el artículo 118 del Estatuto, si transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación --es decir, el 5 de julio--, ningún candidato hubiera obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedará automáticamente disuelto y la presidenta de la Junta en funciones deberá convocar nuevas elecciones.

El plazo de dos meses que marca el Estatuto finalizaría el 5 de julio y la Ley Electoral de Andalucía establece en su artículo 14 que la fecha de las elecciones autonómicas "no podrá estar comprendida entre los días 1 de julio a 31 de agosto", por lo que el decreto de convocatoria no podría fijar la fecha de nuevos comicios antes de septiembre.

El debate de investidura se inició ayer con la intervención de Susana Díaz ante el Pleno para exponer su programa de gobierno, mientras que este martes ha estado dedicado a las intervenciones de los portavoces parlamentarios, que han contado acto seguido con la réplica de la candidata socialista.

Al cierre del debate y antes de producirse la votación, que ha sido a viva voz, Susana Díaz ha pronunciado unas últimas palabras ante el Pleno para defender que ha presentado un proyecto "reformista, incluyente, moderno y de vanguardia" que tiene que abrir los mejores años en esta tierra y que está centrado en las personas y en la recuperación económica y de derechos. Según ha apuntado, se han incluido propuestas de otras formaciones políticas, en ese camino del diálogo y del acuerdo en el nuevo tiempo que esperan los ciudadanos.

Ha estimado que este debate ha sido esclarecedor tanto para los diputados como para los ciudadanos, porque se ha evidenciado que ella tiene un proyecto claro para Andalucía, y porque ha puesto "negro sobre blanco" que no hay proyecto ni una mayoría alternativa para Andalucía a la que dieron los ciudadanos a los socialistas en las urnas.

Ha señalado que ello le permite reclamar el derecho de que se le permita formar un gobierno que dé respuesta a los problemas de los andaluces. Para Díaz, Andalucía no puede perder ni un minuto y ha considerado que este debate de investidura ha sido importante, a pesar del "tacticismo electoral" y de la "cortedad de miras de algunos".

Díaz ha garantizado que en esta legislatura, los socialistas se van dejar la piel por Andalucía, aunque no "nos lo van a poner nada fácil", a la vista de lo que ha ocurrido en este debate de investidura.

Intervenciones  de los portavoces

Durante su intervención ante el Pleno, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha reiterado el 'no' de su formación a la investidura de Susana Díaz, al tiempo que le ha propuesto un paquete de 146 medidas prioritarias para Andalucía como "base" para llegar a posibles acuerdos en futuras votaciones.

Moreno, quien ha criticado la "soberbia" de Díaz, ha explicado que dichas medidas son "sensatas y realistas" y se engloban en cuatro bloques: reforma fiscal, un "gran pacto por el empleo", transparencia, regeneración democrática y lucha contra la corrupción, y servicios públicos y políticas sociales. Ha pedido también a la candidata que acepte una comisión de investigación sobre el caso de las ayudas a la formación y ha garantizado que su partido no le va a tender "una alfombra roja" a la investidura para los socialistas "barran" de la misma lo que ha ocurrido en materia de corrupción en esta comunidad.

Susana Díaz ha reprochado a Moreno que el PP-A, hasta ahora, no le haya hecho llegar ninguna propuesta, como sí han hecho otras formaciones políticas.

Por su parte, la secretaria general de Podemos en Andalucía y portavoz parlamentaria, Teresa Rodríguez, ha dejado claro que su formación también dirá que 'no' en la segunda votación a la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta y, en caso de que se cambiara de posición, podría haber consulta a las bases.

Ha dicho desconfiar de la "diputada Díaz", a la que ha pedido "hechos" y no titulares "grandilocuentes" que luego no se llevan a cabo. Asimismo, ha lamentado que el PSOE-A no haya respondido a sus dos condiciones, sobre los desahucios y altos cargos, a la par que entiende que es "más urgente" revocar el artículo 135 de la Constitución, referido al techo de gasto de las administraciones, frente a la reforma electoral que propuso en su discurso Susana Díaz. Podemos exige un gobierno que "esté del lado de los ciudadanos" y que se plante ante los bancos para que "no hagan negocio con el dinero de los andaluces".

En lo que respecta a Ciudadanos (C's), el presidente del grupo parlamentario, Juan Marín, ha exigido al PSOE-A que reclame el acta en el Congreso y en el Senado a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el caso de los ERE, en cuanto se firme el pacto anticorrupción anunciado el pasado sábado entre su formación y el PSOE-A.

En la que ha sido su primera intervención en el Parlamento andaluz, Marín ha reiterado su 'no' a la investidura de Díaz pese a valorar los "gestos" que la socialista ha tenido con esta organización durante su discurso, especialmente en materia de corrupción, al haberse incluido medidas del decálogo planteado. A su juicio, el programa que ha defendido Díaz es el del PSOE-A y no el de C's y que eso hace que su formación vaya a votar 'no', aunque reiteran su disposición a alcanzar acuerdos puntuales durante la legislatura si consigue los apoyos para ser investida presidenta de la Junta.

El coordinador general de IULV-CA y portavoz parlamentario, Antonio Maíllo, ha manifestado que su posición en contra a la investidura de Susana Díaz viene porque "no le creemos ni una palabra" tras un discurso que estuvo "vacío". "Quien no la conozca que la compre", le dijo a la candidata.

Maíllo ha criticado los "guiños a la derecha" que ha hecho Díaz durante su discurso, que estuvo "dirigido a los poderosos y no a los andaluces", para incidir en que resaltaba más "por lo que omite" que por su contenido.

Por último, el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez ha avisado a Podemos y Ciudadanos de que con su postura en contra a la investidura de Díaz pueden estar participando "de estrategias que se están queriendo escribir en la Moncloa para impedir que Andalucía tenga gobierno".

Ha considerado "muy grave" que el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, diga que generaría más inestabilidad un Ejecutivo débil que unas nuevas elecciones en Andalucía, de manera que ha exigido al presidente del PP-A que le pida que rectifique, ya que estas afirmaciones, a su juicio, "deja en evidencia que el Gobierno de la Nación quiere condicionar la libertad de los andaluces para definir su futuro".