Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz afirma que no se resigna ni a los "90 ni 85 escaños" que obtuvo el PSOE, sino que quiere ganar en España

La aspirante a la secretaría general del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado este domingo que ella no se va a "resignar" ni a los 90 ni a los 85 escaños que obtuvo el PSOE en las dos últimas elecciones generales, sino que quiere ganar en España para poder cambiar la vida de la gente.
En declaraciones a los periodistas antes de intervenir en un acto con militantes en Huesca dentro de su campaña de las primarias, Susana Díaz ha manifestado que tiene ilusión, ganas y esperanza en un futuro "que vamos a construir los socialistas para volver a ser la alternativa de gobierno en España". "Yo quiero ganar en España y en todos los rincones del país porque estoy convencida de que estamos como estamos porque el PP, en sus horas más bajas, nos dio la derrota electoral más grande, con 90 y 85 escaños" en los dos últimos comicios generales, ha indicado.
"Y ahora no me resigno ni a esos 90 ni 85 escaños, y estoy convencida de que la inmensa mayoría de los socialistas quiere levantar al PSOE para volver a levantar este país y ofrecer una alternativa de gobierno que le cambie la vida a mejor a los ciudadanos", ha agregado.
Asimismo, ha insistido en que no la van a escuchar pedir el apoyo a Patxi López para ir contra Pedro Sánchez ni a éste para ir contra el candidato vasco a las primarias, "ni a ningún compañero para ir contra nadie". "Lo que voy a hacer si tengo la confianza mayoritaria de los socialistas es pedirle a los dos que me ayuden a hacer más grande al PSOE", ha recalcado.
Respecto a su visita a Aragón, ha indicado que se siente identificada con el trabajo de los compañeros en el Gobierno autonómico, donde están poniendo en marcha políticas de izquierdas que están restituyendo derechos a los ciudadanos. "Siempre he tenido calor, cariño y apoyo enorme en toda la comunidad", ha dicho.
En cuanto a las elecciones presidenciales en Francia que este domingo viven su segunda vuelta, ha indicado que desea, como todos los demócratas, que "se imponga el proyecto de Europa frente a la ultraderecha y la intolerancia de los que quieren dividir a las personas, a los países y quebrar nuestro proyecto europeo". "Deseo que en la cuna de la ilustración y del humanismo se imponga ese proyecto europeo y la tolerancia por encima de la ultraderecha", ha señalado.