Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sosdesaparecidos aborda con Interior cómo mejorar la atención a víctimas garantizado el mismo tratamiento

Fijan una nueva reunión en el plazo de un mes y extienden la invitación a las otras dos asociaciones que prestan ayuda
El Ministerio del Interior y las asociaciones de desaparecidos se han emplazado a reunirse en el plazo de un mes para abordar mejoras en la atención que se presta a las familias que se enfrentan a esta situación, poniendo fin a la "desigualdad que existe entre unos casos y otros", según sostienen desde Sosdesaparecidos.
El acuerdo se adoptó el pasado viernes en la primera reunión de Sosdesaparecidos en Interior, a la que asistió Jorge Sanchís, jefe de Gabinete del secretario de Estado de Seguridad. Encima de la mesa, un documento con once medidas cuya aplicación consideran urgente y la invitación para que se unan la Fundación QSD Global e Inter-Sos.
"No se trata de ver quién se pone medallitas sino quién se pone a trabajar", ha explicado a Europa Press el presidente de Sosdesaparecidos, Joaquín Amills, quien busca desde hace años a su hijo. En 2015 esta asociación atendió a 1.130 casos gracias a una red de voluntarios de 100.000 personas que se extiende por quince comunidades autónomas y cuatro países europeos.
De media, en España se denuncian unas cien desapariciones por día, aunque la mayoría se resuelve dentro de las primeras 48 horas. Sólo a raíz de la alerta de la joven Diana Quer -- "uno más entre muchos", según Amills--, Sosdesaparecidos ha gestionado 1.200.000 interacciones. La relevancia creciente de esta asociación se mide con los 57 millones de interacciones en 2015, cuando dos años antes contabilizaron dos millones.
La propuesta elevada a Interior por Sosdesaparecidos parte de la base de que quieren seguir siendo una organización sin ánimo de lucro. "Hemos explicado que no pedimos dinero para nosotros ni aceptamos subvenciones y que las partidas deben estar destinadas íntegramente a las víctimas y a ayudar a las fuerzas de seguridad", ha señalado Amills.
Preguntado sobre esta reunión, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, elogió este viernes el trabajo que desarrollan estas asociaciones para "aminorar el drama que sufren muchas familias". "Lo importante es establecer un cauce fluido con todas las instituciones que trabajar en causa tan noble", comentó antes de negar trato de favor para casos como Diana Quer.
"En cada caso se ponen los medios necesarios", explicó, "otra cosa es que el interés mediático decae cuando transcurre el tiempo". En este sentido, puso el ejemplo de casos como el de Eva Blanco, cuyo asesinato se resolvió 17 años después de su fallecimiento, lo que demuestra que "la tensión de la Guardia Civil y la Policía no decae".
RECONOCIMIENTO COMO VÍCTIMA
Cada vez que tienen conocimiento de un nuevo caso, Sosdesaparecidos activa una alerta, lo que, frecuentemente, es difundido por la Policía y la Guardia Civil. "Jamás podremos cubrir a uno de los mejores cuerpos de seguridad del mundo", ha argumentado Amills, que recuerda que a menudo comparten la frustración con los especialistas policiales. "Los hemos visto llorar de impotencia y emplear su tiempo libre, lo que demuestra su capacidad humana", señala.
El presidente de Sosdesaparecidos ha agradecido la reunión con el Ministerio del Interior, a quien le transmitió la necesidad de abordar una serie de mejoras que incluyen una base de datos única o la creación de un protocolo común para todos los cuerpos de seguridad. La asociación también considera que las familias deben ser consideras como víctimas y que tienen que disponer en cada provincia de una oficina de atención y de una unidad especializada.
Sobre este punto, Fernández Díaz sostuvo el viernes en el acto por el Día de la Merced que se trata de "una cuestión jurídica y legal que ya se planteó con las víctimas del terrorismo". "El debate sobre quién es víctima directa e indirecta fue importante", recordó al tiempo que defendía el "ámbito de protección" existente en la legislación española.
APRENDER A SOBREVIVIR
La asociación reclama la puesta en marcha de la Alerta Menor Desaparecido, una medida pendiente aún a pesar de que se anunció hace dos años. También se centra en los desaparecidos mayores de 70 años --casi la mitad padecen alzheimer--, pidiendo una comisión que trate de evitar que muchos se encuentren sin vida transcurridos tres o cuatro días y a una distancia de su domicilio que no excede los cuatro kilómetros.
Manteniendo el sistema de alertas de la asociación, Sosdesaparecidos tiene previsto constituirse también como fundación para "desde el minuto cero" aportar asistencia a las familias de desaparecidos desde cuatro ámbitos: psicológico, jurídico, social y criminólogo. Joaquín Amills concluye destacando una frase que repite a menudo: "Las víctimas desde el minuto cero tenemos que aprender a sobrevivir".