Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muchas críticas y pocos apoyos a Sosa Wagner en UPyD

El eurodiputado de Unión, Progreso y Democracia, Sosa WagnerEfe

El eurodiputado de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) Francisco Sosa Wagner ha recibido muchas críticas y pocos apoyos entre las intervenciones que se han producido dentro del Consejo Político del partido como consecuencia de sus acusaciones a la dirección de "autoritarismo y sectarismo", según han informado asistentes al cónclave.

La portavoz de la formación, Rosa Díez, decidió convocar un Consejo Político extraordinario este sábado como consecuencia de la polémica que provocaron las palabras de Sosa Wagner, publicadas en un artículo en el diario 'El Mundo'.
Precisamente, la forma de abrir el debate a través de un medio de comunicación y no en los órganos internos del partido ha sido uno de los aspectos más reprochados a Sosa Wagner este sábado, según las mismas fuentes, que han indicado que incluso quienes han apoyado sus ideas han reconocido no estar de acuerdo con las formas.
El que fuera 'número uno' de la candidatura de UPyD al Parlamento Europeo abogó también en su artículo por un pacto con Ciudadanos en los próximos comicios. Y los miembros del Consejo Político han criticado que no planteara esta cuestión en el Congreso celebrado el pasado mes de noviembre, del que él fue precisamente presidente.
A esta cuestión, Sosa Wagner ha defendido la necesidad de abrir un debate que ve difícil provocar a través de los cauces oficiales. Sin embargo, algunos miembros del partido han recordado que el eurodiputado rara vez acudía a los Consejos Políticos ordinarios que se celebraban.
La reunión ha comenzado con la intervención de Rosa Díez, quien ha tratado de desmontar las acusaciones de Sosa Wagner y, frente a su denuncia de "expulsión constante de afiliados", ha sostenido que han sido sólo 54 las expulsiones de afiliados desde el año 2007 que se fundó el partido.
Además, ha explicado que la relación con Sosa Wagner comenzó a erosionarse por la votación a Jean Claude Juncker como candidato a presidente de la Comisión Europea, que recibió el apoyo del eurodiputado y su compañero Fernando Maura pese a que la posición oficial de la formación era contraria.
Sosa Wagner ha justificado que había acordado el apoyo a Juncker con el portavoz del Grupo Liberal en el Parlamento Europeo (ALDE), del que forma parte UPyD, Guy Verhofstadt, y se ha mantenido fuerte en su postura, según las mismas fuentes.
Y aunque la mayoría de las intervenciones han tenido su centro en analizar la actuación de Sosa Wagner, la mayoría de las que han abordado un posible acuerdo con Ciudadanos han rechazado esta opción. Por ejemplo, han intervenido algunos miembros de UPyD que comparten puesto en ayuntamientos con representantes de Ciudadanos y han defendido que no les gustaría formar parte del mismo partido.
Una de las intervenciones más claras en este sentido ha sido la del coordinador territorial de UPyD en Cataluña, Miguel del Amo, que fue uno de los 15 fundadores de Ciudadanos. Aportando su experiencia como miembro del partido liderado por Albert Rivera, ha advertido de que se trata de una formación "con prácticas oscurantistas" y que "pacta con cualquiera para conseguir votos".
DISCULPAS DE GORRIARÁN
El artículo de Sosa Wagner provocó una airada reacción de algunos miembros de la dirección del partido, como el diputado Carlos Martínez Gorriarán, quien le llegó a tachar de "corrupto". Este sábado, Gorriarán ha reconocido que se equivocó en la forma, disculpas que han sido aceptadas por el eurodiputado.
En su intervención final, Rosa Díez ha lamentado que este asunto haya llevado a UPyD a la actualidad política durante tres semanas por cuestiones internas alejadas de los intereses de los ciudadanos. También Sosa Wagner ha lamentado esta situación y ambos han pedido restablecer la normalidad interna.