Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sortu rechaza celebrar una Constitución española "impuesta" y que es "una cárcel para Euskal Herria"

Sortu ha considerado el 6 de diciembre un día festivo "impuesto por una Constitución española que ha sido impuesta a nuestro país" y que es "una cárcel para Euskal Herria, para nuestro pueblo y para los demás pueblos de España", por lo que no celebran esta conmemoración.
En un comunicado, Sortu ha dicho que estamos ante una Constitución "impuesta, apoyada solo por un tercio de la ciudadanía vasca, en 1978", por lo que "si nos atenemos a las reglas de juego democráticas, resulta inaceptable".
Asimismo, ha afirmado que se trata de una Constitución "antidemocrática" porque "no acepta a Euskal Herria como nación, ni el derecho a decidir que nos corresponde". "La Constitución española es una cárcel para nuestro pueblo y para los demás pueblos de España".
Según Sortu, esta situación "nos sitúa en la necesidad de abrir un proceso constituyente propio en Euskal Herria, para poder garantizar en su integridad nuestros derechos políticos, sociales y culturales".
En ese sentido, ha denunciado que el Estado español "está, constantemente, a través del Tribunal Constitucional que se erige en garante de la Constitución, echando atrás las decisiones que adoptan en los parlamentos de Euskal Herria", por lo que ha considera necesario "acabar con esta situación".
"Esto solo podemos conseguirlo profundizando en la democracia vasca, es decir, planteando una democracia vasca como alternativa y garantía de calidad democrática que haga respetar a Euskal Herria como nación y todos los derechos que nos corresponden, siempre de la mano de la ciudadanía vasca, de nadie más, y su decisión libre y soberana", ha concluido.