Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sonrisas en la reunión entre los equipos del PSOE y de Podemos

En la reunión que han mantenido los equipos del PSOE y de Podemos el primero en llegar ha sido Pablo Iglesias, con su siempre estudiada puesta en escena: amplia sonrisa en la cara; ha entrado a la sala con su segunda, Montero, a la izquierda y Xavi Domenech, la cara de la confluencia catalana, a su derecha. Seguidamente ha accedido Pedro Sánchez con su números dos, Adriana Lastra. Detrás, el resto del equipo. En total, en la reunión, 19 personas: nueve por el PSOE y 10 por Podemos. 

Es la segunda vez que se encuentran los líderes de ambos partidos en las últimas semanas, ya que hace 20 días, Iglesias y Sánchez se vieron solos. En esta ocasión han estado arropados por los suyos para intentar llegar a acuerdos parlamentarios, establecer una agenda común, cambiar las políticas del PP y la constitución. Es el guante lo ha lanzado el PSOE. 

Las sonrisas decían mucho, pero antes del encuentro los socialistas se contenían en el discurso. No olvidan que Podemos no es su único interlocutor, y que el resto, está pendiente. No es un socio prioritario, son temas prioritarios. Las dificultades siguen donde estaban, en Cataluña y en el referéndum del 1 de octubre. El PSOE propone una subcomisión, mientras que Podemos cree que no es suficiente. Hablar y hablarán, pero todavía están lejos.