Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre intenta quemarse a lo bonzo en la sede de la Seguridad Social de Zaragoza

El hombre de 36 años que se ha quemado este lunes a lo bonzo ante las puertas de la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, en el centro de la ciudad de Málaga, sufre quemaduras en el 63% de su superficie corporal, según ha indicado un portavoz del hospital Carlos Haya, en el que se encuentra ingresado. La víctima había solicitado percibir una pensión no contributiva, una petición que, sin embargo, fue rechazada por la Junta de Andalucía al no cumplir los requisitos.

Las mismas fuentes han confirmado que la víctima, que está en la Unidad de Críticos de Urgencias, presenta quemaduras de segundo grado en cabeza, brazos y tórax, por lo que el diagnóstico es grave.
La víctima se roció una garrafa de gasolina alrededor de las 12.45 horas, según han indicado varios testigos de los hechos y entró en el edificio prendido en llamas.
Al percatarse de lo que ocurría, el personal de vigilancia del centro procedió a apagar el fuego con varios extintores que estaban colgados en la paredes del edificio.
Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Policía Local y de la Nacional, así como una ambulancia del Servicio Emergencias Sanitarias 061, cuyos efectivos trasladaron al herido al hospital.
Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, por su parte, continúan investigando cuáles han podido ser las causas que han motivado que el hombre se prenda fuego.
Le rechazaron una pensión no contributiva
Horas más se ha conocido que la víctima había solicitado percibir una pensión no contributiva, una petición que, sin embargo, fue rechazada al no cumplir los requisitos.
Esta negativa de la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social está avalada, además, por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), según han informado a Europa Press fuentes de este departamento.
El delegado territorial de Salud y Bienestar Social en Málaga, Daniel Pérez, ha explicado a los periodistas que, actualmente, no existe ningún expediente abierto pendiente de resolución ni a su nombre ni al de otra persona asociada a él.
Sí ha indicado que en 2008 esta persona solicitó para su madre un Programa Individual de Atención (PIA), que fue valorado como grado 2 de Dependencia Severa. Sin embargo, no se resolvió favorablemente porque no se presentó la documentación solicitada, pese a haberla demandado hasta en dos ocasiones.
"Tenemos, incluso, constancia de que se le entregó esa documentación", ha comentado Pérez, añadiendo que "ha tenido en todo momento registro de que se le entregaba a los familiares y, por tanto, si no la presentaron es porque estimaron que no tenían que presentarla o por el motivo que fuera".
La madre de este hombre falleció en marzo de 2011, por lo que la Junta cerró el expediente. "Nosotros desconocemos cuál es la situación que ha llevado a esta persona al hecho acaecido y estamos pendientes de que pueda pronunciarse", ha afirmado el delegado.
La víctima presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 63 por ciento de su superficie corporal, concretamente, en tórax, espalda, brazos y cara, habiendo sido trasladada a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.