Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander muestra su dolor por el asesinato de un bebé en Arcos de la Frontera

Miembros de la Corporación santanderina y ciudadanos se han concentrado este sábado en la plaza del Ayuntamiento para mostrar su dolor por el asesinato de un bebé de ocho meses en Arcos de la Frontera (Cádiz) fruto de una nueva agresión machista en la que también ha resultado herida su madre.
Con este gesto, Santander quiere trasladar su apoyo y solidaridad a la madre y a la familia del pequeño y reiterar a la vez su repulsa hacia la violencia ejercida contra las mujeres o contra sus hijos.
La alcaldesa, Gema Igual, ha expresado su más profundo rechazo por un crimen que llena a toda la sociedad de "dolor y rabia", "que deja a todos sin palabras y que merece el mayor de los castigos".
"No puede haber mayor vileza que acabar con la vida de un bebé totalmente indefenso", ha afirmado Igual, quien ha señalado que tampoco hay palabras para consolar a una madre en una situación así.
Por eso, los santanderinos han guardado hoy silencio como única expresión de su "consternación" por este asesinato y de su "solidaridad" con la madre del bebé y su familia.
La alcaldesa ha vuelto a apelar al conjunto de la sociedad para atajar la violencia de género, para ofrecer protección a las víctimas y para ayudar a las mujeres que sufren la violencia machista y a sus hijos a encontrar salidas para alejarse del agresor.
Ha reclamado también que se apliquen todos los instrumentos y herramientas del estado de derecho "hasta sus últimas consecuencias" para perseguir y castigar a los agresores "con la máxima contundencia".
Por último, ha pedido la implicación de todos los ciudadanos para alertar o denunciar posibles situaciones de violencia hacia las mujeres y sus hijos, y ha alentado a las víctimas a pedir ayuda y acercarse a los servicios sociales, a la Policía o los puntos de atención a las víctimas que, en el caso de Santander, se encuentra en Centro de Igualdad (General Dávila, 124, en el Centro Cívico María Cristina).
Con el asesinato de este niño en Arcos de la Frontera son ya 6 los menores muertos en lo que va de año a manos de sus padres o las parejas de sus madres, a los que se suma también una joven de 18 años. Además, 27 mujeres han muerto víctimas de la violencia machista en España y otro caso más sigue en investigación.