Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santamaría firmará el acuerdo alcanzado con el Gobierno Urkullu para no recurrir la Ley Municipal y se comunicará al TC

Ambos Gobiernos negocian sobre la Ley de Adicciones y el vasco espera que, haya "acuerdo jurídico o no", el PP no la recurra este viernes
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, firmará el acuerdo alcanzado con el Ejecutivo de Iñigo Urkullu para no recurrir la Ley Municipal y se comunicará este mismo viernes al Tribunal Constitucional que no habrá impugnación a esta norma.
Según ha informado el Gobierno vasco, el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha firmado este jueves el acuerdo de interpretación de 12 artículos de la Ley de Instituciones Locales de Euskadi, la denominada Ley Municipal.
El texto ha sido remitido a Madrid y lo firmará la vicepresidenta del Gobierno y mañana se comunicará al Tribunal Constitucional. Los 12 artículos sobre los que ha habido un acuerdo de interpretación se refieren al uso del euskera en los Ayuntamientos, la organización interna y publicidad activa de los acuerdos municipales o la participación ciudadana en los asuntos municipales a través de las consultas populares. El acuerdo se publicará ya la semana que viene en el Boletín Oficial del Estado y en el del País Vasco.
LEY DE ADICCIONES
Por otra parte, todavía no se ha llegado a un consenso entre ambas Administraciones para evitar el recurso a la Ley de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias, la llamada Ley de Adicciones, cuyo plazo para ser recurrida finaliza este viernes.
El Ejecutivo vasco ha explicado que los equipos "continúan trabajando y puede ser que alcancen un acuerdo en las próximas horas". El plazo de recurso y de comunicación al Tribunal Constitucional expira mañana y el Gobierno de Urkullu cree que, "haya acuerdo jurídico o no en torno a esta Ley, lo lógico sería que el Gobierno español no la recurriera".