Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sancionados 1.455 VTC en la Comunidad de Madrid por falta de datos en hojas de ruta y captación irregular de viajeros

La Comunidad de Madrid ha denunciado a 1.455 vehículos para transporte de viajeros de hasta 9 plazas por la carencia y falta de datos en las hojas de ruta, además de la captación de viajeros realizada sin que, de manera previa, haya sido contratado el servicio.
Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, estas sanciones suponen un incremento de un 793 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016 y ha realizado entre el 1 de enero y el 31 de mayo, un total de 6.365 inspecciones a vehículos
El año pasado se habían denunciado en los mismos meses 163 vehículos, una cifra sensiblemente inferior a la alcanzada entre enero y mayo pasados.
En cuanto a los expedientes incoados a vehículos de hasta 9 plazas, desde primeros de año hasta la actualidad se han iniciado un total de 862 expedientes sancionadores.
El incumplimiento de la normativa vigente acarrea una sanción cuya cuantía oscila entre los 100 y los 400 euros para las sanciones leves, entre 401 y 1.000 euros las sanciones graves y entre 1.001 y 6.000 euros las infracciones muy graves. A ellas, hay que añadir la inmovilización inmediata del vehículo en caso de no disponer de la pertinente autorización.
Según ha indicado la Comunidad, el objetivo de estas inspecciones es velar por la seguridad de los vehículos que prestan servicio de transporte y luchar contra el intrusismo y la competencia desleal en el sector del taxi y en los vehículos VTC.
UN 42 POR CIENTO MÁS DE AGENTES INSPECTORES
Asimismo, desde el comienzo de la presente legislatura, la Comunidad de Madrid está siendo "contundente" contra las conductas infractoras que suponen "una clara y directa competencia desleal" para las empresas autorizadas a prestar servicios de transporte de viajeros en vehículos de hasta 9 plazas.
La identificación de los vehículos VTC, mediante dos distintivos en la parte delantera y trasera de los vehículos, es obligatoria en la Comunidad de Madrid desde el pasado 1 de enero, una medida pionera a nivel estatal que esta marcando el camino a seguir a otras regiones en cuanto al control y legislación de la actividad.
En este sentido, entre las distintas actuaciones efectuadas por el Gobierno regional destacan la modificación de la Ley 20/1998, de 27 de Noviembre, de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid, para la inmovilización de vehículos, la implantación de un distintivo para identificar a los vehículos dedicados al arrendamiento de vehículos con conductor (VTC) con residencia en la Comunidad de Madrid, y la firma de un Convenio marco, en materia de Vigilancia e Inspección de Transporte por Carretera, entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.
En tareas de formación, la Comunidad ha impartido varios cursos a los agentes de Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid, en los que han participado 360 policías municipales.
Estos cursos también se han impartido a las policías locales de los municipios de Alcobendas, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón y San Sebastián de los Reyes, cursos que serán ampliados a otros municipios en los próximos meses.
La Comunidad de Madrid ha llevado a cabo un importante esfuerzo al incrementar hasta en un 42 por ciento el numero de Agentes Inspectores (2016-2017), pasando de 14 a 20 profesionales que realizan actuaciones de inspección.