Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos dice al PSOE que no ve posible un acuerdo con C's y opta por los nacionalistas

Fugaz saludo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el CongresoEFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, han mantenido una conversación telefónica en la que Podemos le ha dicho que no ve posible un acuerdo con Ciudadanos, sino que es preferible uno con los nacionalistas, aunque sea "complejo y difícil". En este primer contacto se han emplazado a seguir hablando en los próximos días, aunque no han concertado una cita para mantener una reunión personal. 

El líder de los socialistas ha llamado a Iglesias este martes dentro de la ronda de contactos que anunció que mantendría con el resto de formaciones políticas y que empezó con el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP, Mariano Rajoy, según han informado fuentes del PSOE.
En la conversación, Sánchez ha trasladado al secretario general de Podemos la necesidad de que "las fuerzas del cambio" sigan hablando para ofrecer una solución al "atasco" provocado por el fracaso de la investidura de Rajoy.
Y ambos han compartido que "lo que más le conviene a España es un gobierno que implemente un programa de justicia social y regeneración democrática".
Por su parte, Iglesias ha trasladado al líder socialista que Podemos está dispuesto a "formar parte de la solución" y, a su juicio, sólo hay dos posibilidades para que salga adelante un acuerdo de gobierno "sobre la base de un programa social de defensa de las mayorías": o lograr la abstención de Ciudadanos o un acuerdo que incluya a ERC, Convergencia y el PNV.
Ciudadanos o los nacionalistas
Respecto a la posibilidad que incluye a Ciudadanos, Iglesias cree que sería una fórmula "sensata", pero ve al partido de Albert Rivera "instalado" en un proyecto del PP y, además, ha recordado que su "objetivo en política" es "cerrar el paso" a Podemos y sus aliados.
En cuanto a la opción que implica a nacionalistas e independentistas, el líder de Podemos ha reconocido que es "compleja y difícil" pero cree que podría "sentar las bases" de un diálogo "fraternal" para encontrar soluciones "democráticas" al conflicto territorial. Y ha subrayado que Podemos es una fuerza política de ámbito estatal "que gana" en Cataluña y Euskadi.
Tras esta conversación, ambos líderes se han emplazado a seguir en contacto en los próximos días, aunque no han concretado la forma.