Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sáenz de Santamaría asistirá a la toma de posesión de De Andrés como delegado de Gobierno

Cree que existe un "clima" propicio para "superar las diferencias y enquistamientos" entre los Gobiernos vasco y central
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, asistirá a la toma de posesión de Javier De Andrés como delegado del Gobierno en el País vasco, que podría celebrarse la próxima semana.
En una entrevista concedida en Onda Cero, recogida por Europa Press, De Andrés ha asegurado que el acto protocolario podría desarrollarse el próximo lunes. Sin embargo, la fecha está todavía pendiente de confirmación debido a que Sáenz de Santamaría ha manifestado su intención de asistir al acto.
El recién designado delegado del Gobierno ha asegurado que su intención es "la de establecer una buena comunicación, tanto en la interlocución con el Gobierno vasco como con el conjunto de Ministerio y la Admnistración del Estado".
"Ser un canalizador y conector de lo que ocurre en el País Vasco y lo que se cuece en Madrid, lograr las mejores relaciones y maximizar lo que cada una de las Administraciones puede hacer", ha dicho.
Javier De Andrés se ha mostrado convencido de que existe "una nueva etapa" en las relaciones entre los Ejecutivos vasco y central porque "hay dos nuevos Gobiernos, ambos están en minoría", así como un "clima" sobre la necesidad de "superar las diferencias y ciertos enquistamientos que se producen a lo largo de los años y no favorecen a nadie".
"Tengo la sensación de que políticamente hay una voluntad por las dos partes de ir mejorando la relación, superando esos enquistamientos", ha manifestado.
Según ha dicho, su "papel" será el de "engrasar un poco esas relaciones", una labor que cree que favorecerá su "conocimiento de la Administración vasca", debido a su paso por la Diputación de Álava o a su participación en el Consejo Vasco de Finanzas.
De Andrés, que pretende contactar oficialmente con el Gobierno esta misma semana, ha dicho no entender "muy bien" la postura del PNV "en contra" de la figura del delegado del Gobierno en el País Vasco, cuando "es normal que haya alguien dando la cara" ante la existencia de "unas competencias del Estado" en Euskadi.
"No entiendo por qué le llaman anacrónico al puesto porque, si no hubiera nadie que diera la cara y las explicaciones, se echaría en falta", ha manifestado.
"EN EL FILO DE LA NAVAJA"
Respecto a los recursos que el Gobierno central ha presentado contra iniciativas de las Administraciones vascas, ha advertido que, en estas materias, "se está jugando siempre al filo de la navaja y hay veces que Ayuntamiento o representantes públicos que jactan de incumplir la legalidad", pero, "luego, les parece muy mal que se recurra".
"Creo que es importante garantizar determinados derechos, como los lingüísticos, porque en algunas ocasiones los Ayuntamientos se niegan a rotular en las dos lenguas oficiales y solo lo hacen en una de ellas. A mí me parece una pérdida de libertad y toca defenderla", ha dicho.
Por ello, ha asegurado que cuando considere que "se están vulnerando derechos de los ciudadanos", no renunciará "a defenderlos" mediante el recursos a las iniciativas que los hagan, "porque la sociedad no lo admitiría".
No obstante, se ha mostrado convencido de que "muchas cosas se pueden intentar resolver antes de llegar a la vía del arbitraje judicial" porque "hay cuestiones en las que existen foros de colaboración para que se pueda corregir". "Pero eso por ambas partes, en los dos sentidos, porque el Gobierno vasco tiene recurridas más leyes del Parlamento nacional que a la inversa", ha dicho.
De Andrés cree que el "celo" de las Administraciones central y vasca por tener "garantizadas sus competencias" es "el queda lugar a la conflictividad, básicamente competencial".
Por otra parte, el actual delegado del Gobierno vasco en Euskadi ha elogiado el trabajo realizado por su predecesor, Carlos Urquijo, que "ha hecho un trabajo muy riguroso y muy serio", en una etapa marcada por "el final de la violencia de ETA y la apertura de una nueva situación". "Es un hombre austero, es un hombre riguroso, y en el ejercicio de sus funciones lo ha hecho de esa manera", ha dicho.