Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SUP y AUGC denuncian las "injerencias políticas" de la Generalitat para que los Mossos no cumplan la ley

La Asociación Unificada de los Guardias Civiles (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP), las dos organizaciones mayoritarias en ambos cuerpos, han mostrado este martes su preocupación por las "injerencias políticas" de la Generalitat en los Mossos d'Esquadra, a quien desean que puedan seguir actuando "siempre dentro la legalidad".
En un comunicado conjunto expresan su total apoyo a la labor policial de sus compañeros en Cataluña, así como su deseo de que ésta se siga desarrollando sin presiones políticas y dentro de los parámetros que fija la Ley.
"Tanto desde el SUP como de la AUGC se quiere mostrar la preocupación por la destitución de Albert Batlle como responsable político al frente de los Mossos d'Esquadra sin que esta destitución parezca obedecer a un fallo en la aplicación de la legalidad, sino más bien todo lo contrario, por su expreso deseo de mantener el orden constitucional y atajar cualquier acción que se encuentre fuera de la ley", denuncian.
Por este motivo, manifiestan su preocupación "ante los acontecimientos surgidos en Cataluña en las últimas 24 horas", así como su solidaridad con los Mossos en la confianza de que "puedan seguir haciendo su trabajo sin injerencias políticas y siempre dentro la legalidad y con el estricto cumplimiento a las leyes refrendadas por los poderes públicos del Estado".
"Convivimos en una sociedad donde hemos aceptado el sometimiento al Estado de derecho y al respeto de las leyes que lo conforman, siendo precisamente la misión constitucional de los cuerpos policiales la de garantizar el cumplimiento de las leyes para conformar la paz social y legitimar el disfrute de los derechos y libertades de todos los ciudadanos", recuerdan SUP y AUGC.