Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SCC asegura que el proceso soberanista "roba" dinero, trabajo y libertad

El vocal de SCC Ferran Brunet ha asegurado este miércoles que los políticos independentistas han puesto las instituciones catalanas al servicio de finalidades ilegales y han destinado millones para fortalecer el proceso independentista: "El proceso, por tanto, roba dinero, trabajo y libertad".
En el acto 'Catalunya, ¿Infierno fiscal?', que se ha celebrado en Castelldefels (Barcelona), ha insistido en que "el secesionismo se está dedicando a desafiar la democracia" porque no respeta las leyes ni la Constitución, ha informado SCC en un comunicado.
Brunet también ha explicado que las empresas catalanas se continúan trasladando a Madrid para seguir impulsando su negocio, debido a que "las empresas huyen allí donde prevalece la ley", y ha recordado que SCC estimó la reducción del PIB por este motivo en un -3,5%.
Además, ha reclamado que Catalunya no sea "un infierno fiscal" y que se pueda competir con igualdad de condiciones con Madrid y el resto de regiones de España y Europa, en sus palabras, mientras que el presidente de SCC, Mariano Gomà, ha afirmado que la comunidad es deficitaria a nivel presupuestario.
"Estaría en la quiebra económica si no fuera por las constantes aportaciones del FLA del Gobierno español", ha explicado, en referencia al Fondo de Liquidez Autonómico, y ha destacado que en una hipotética Catalunya independiente perdería gran parte de su clientela principal, según él.
El catedrático de Derecho Fiscal de la Universidad de Barcelona, Joan Francesc Pont, ha dicho que no cree que Catalunya sea un infierno fiscal: "Es un purgatorio. Se pasa mal, pero no tanto como en el infierno", aunque ha lamentado que cada vez hay más tasas, y el empresario Santiago Sueiro ha aseverado que se está perdiendo recaudación porque las empresas se están yendo.