Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Ruz interroga a un testaferro acusado de blanquear cinco millones de Correa

Francisco Correacuatro.com

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz interrogará este jueves al presunto testaferro Eduardo Eraso, al que investiga por haber blanqueado al menos cinco millones de euros pertenecientes al supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa, utilizando sociedades radicadas en Gibraltar, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Eraso, que está citado a declarar como imputado a partir de las 10.00 horas, habría llevado a cabo la expatriación y repatriación de capitales pertenecientes a Correa entre los años 2001 y 2005, hechos por los que se le atribuyen indiciariamente un delito de blanqueo de capitales y otro de cooperación para un delito contra la Hacienda Pública.
El imputado, que ya compareció ante el juez Baltasar Garzón en marzo de 2009, tenía una cuenta en el Dresdner Bank de Ginebra, según constaba en la comisión rogatoria enviada por las autoridades suizas en la que se reflejaba que el extesorero del PP Luis Bárcenas llegó a atesorar 22 millones de euros en esta entidad.
Exedil sin recursos
También este jueves está llamado a declarar como testigo el exconcejal de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Roberto Fernández Rodríguez, que debería haber comparecido ante el juez el pasado 2 de abril aunque no lo hizo alegando que estaba en paro y que no tenía recursos para pagarse el desplazamiento hasta la Audiencia Nacional desde Galicia, donde reside en la actualidad.
El juez Ruz citó a Fernández Rodríguez después de que en otra llamada a la Audiencia Nacional asegurara que tenía en su poder documentación sobre el 'caso Gürtel', aunque después se arrepintió y cuando fue llamado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) para ser interrogado optó por no hacerlo.
El instructor de esta causa interrogó el pasado martes a Antonio Villaverde, presunto testaferro de Correa y su número dos, Pablo Crespo. El imputado admitió, según fuentes jurídicas, que trasladó un total de 1,7 millones de euros "opacos al fisco español" a cuentas radicadas en bancos de Suiza, aunque nunca tuvo constancia de que procedieran de "actividades delictivas".