Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Rosa cree que Dívar es un "ejemplo de responsabilidad"

Considera que se le ha causado un "daño irreparable"

Reconoce que el CGPJ ha sufrido "una crisis institucional nunca vista"

El vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y futuro presidente interino, Fernando de Rosa, ha defendido este viernes la ejemplaridad del todavía presidente del órgano de Gobierno de los jueces y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, al que, a su parecer, "se le ha causado "un daño irreparable", al tiempo que ha reconocido que el CGPJ ha sufrido "una crisis institucional nunca vista en un órgano constitucional".
Así lo ha manifestado De Rosa en sendas entrevistas en Onda Cero y la Cope, recogidas por Europa Press, en las que ha confesado que los miembros del Consejo han vivido "con intensidad" y "sentimientos contrapuestos" la polémica suscitada a raíz de conocerse que Dívar, cargó a los presupuestos de este órgano parte del coste de una treintena de viajes que realizó en fines de semana por valor cercano a los 28.000 euros.
"Se ha causado un daño irreparable aludiendo a cuestiones personales que no creo que vinieran al caso. El debate debía haberse centrado en cuestiones relativas con su función pública", ha asegurado el vicepresidente del CGPJ, para añadir que esto "no debe consentirse" en una sociedad como la española.
En esta línea, De Rosa ha defendido que Dívar ha dado "una muestra de responsabilidad ante la sociedad" al haber tomado la decisión de dimitir al ser consciente del daño que la polémica por sus viajes estaba causando a la imagen de la Justicia.
"Ha dado un ejemplo de responsabilidad. En todo momento ha considerado que era muy importante la carrera judicial. Pero el debate debería haberse centrado en las cuestión de su había viajes o no, pero no en cuestiones que afectan a su vida privada", ha reiterado.
En este sentido, ha remarcado que aunque el decreto de la Fiscalía, órgano ante el cual el vocal del CGPJ José Manuel Gómez Benítez, denunció a Dívar por los gastos de sus viajes a Marbella, determinó que los hechos no eran constitutivos de delito penal, Dívar ha actuado correctamente al tener en cuenta la "cuestión ética y moral". "Él mismo dijo que dimitía por el daño que estaba causando. Eh mismo hizo la reflexión y tomó la decisión", ha apuntado.