Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romeva y Levy (PP) se reprochan la baja calidad democrática de sus gobiernos

El conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Internacionales y Transparencia de la Generalitat, Raül Romeva, y la diputada del PP en el Parlament Andrea Levy han tenido un rifirrafe porque han acusado mutuamente al Govern y al Gobierno de tener una "baja calidad democrática".
En una interpelación durante el pleno del Parlament este jueves, Levy ha criticado al Govern por tener un "decálogo de baja calidad democrática", en el que ha incluido diferentes episodios de la legislatura que considera que han vulnerado los principios democráticos.
Ha incluido la reforma del reglamento del Parlament, el incumplimiento de los dictámenes del Consell de Garanties Estatutàries, las declaraciones del exsenador Santi Vidal sobre los datos fiscales de los catalanes y la ley de transitoriedad jurídica, entre otros aspectos.
También ha asegurado que la comisión de Venecia no ampara el referéndum, que "si el 27S fue un plebiscito, lo perdieron y no respetaron el resultado de las urnas", y que no respetan el pluralismo político.
Romeva ha replicado que el PP no debería hablar de calidad democrática "teniendo en cuenta que tienen 900 casos de corrupción" y le ha reprochado que, a su juicio, el Gobierno responde al referéndum por la vía judicial, lo que cree que es poco democrático.
Ha afirmado que en el 27S el independentismo ganó el plebiscito "por un 55% sobre un 45%" y que el referéndum tiene el apoyo del 80% de los catalanes, y ha criticado que el Estado amenace constantemente para impedir el referéndum.
Levy ha cuestionado estas cifras y ha alertado de que el Govern ha hecho una "huida hacia adelante para emparar la gran mentira del 27S. No contaron con sus votos para llevar a cabo sus planes y siguen mentira tras mentira".
Ante la mención de Levy de la modificación del reglamento del Parlament, Romeva ha señalado que la reforma del Tribunal Constitucional (TC) se hizo en lectura única y ha sido cuestionada por la Comisión de Venecia, y que la reforma de la Constitución del 2011 "se hizo con nocturnidad y pocas garantías democráticas".
La popular ha sostenido que el Govern quiere "imponer su voluntad y que el Estado de derecho se amolde" a lo que convenga al independentismo, por lo que ha avisado de que si quieren encontrar una solución dejen de hacer chantaje, como considera que hacen.
Romeva ha citado diferentes informes internacionales y uno del Síndic de Greuges para mostrar que "si el Gobierno se mira en el espejo de la democracia se avergonzaría un poco".
ÉTICA Y RESPONSABILIDAD
Levy ha acusado al Govern de mentir y engañar "cuando hablan de democracia cuando realmente quieren imponer su imposición política preocupándose muy poco de lo que es democracia", y le ha pedido que tengan ética, responsabilidad y mesura.
Romeva ha reclamado que la responsabilidad, ética y medida la aplique el PP, y ha invitado a Levy a sumarse al referéndum para "superar la oscuridad de la que deberían haber salido hace 40 años".
DEBATE TENSO
El debate se ha tensado después de que Romeva haya acusado a Levy de hacer unas afirmaciones que "no se cree y se ha notado en el tono de voz, que le temblaba".
Levy ha respondido que esta acusación es "indigna de un conseller de la Generalitat y que es pueril", y le ha recordado que ha llegado tarde al pleno.