Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera augura que PSE entregará "sus escaños a PNV" y PP intentará "un cambio de cromos"

De Miguel reconoce que "ahora mismo no hay ningún clamor" sobre el Concierto, pero reitera su apuesta por la armonización fiscal
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado que no se va a "poder callar" a su partido en el Parlamento vasco como, a su entender, sí ocurrirá con el PSE-EE, que entregará "sus escaños al PNV", y el PP, que intentará "hacer cambio de cromos con el gobierno de España". Asimismo, ha advertido al PNV de que "tiene que escoger" entre "ser europeísta" o pretender "romper la caja única" de la Seguridad Social.
Rivera ha participado este viernes en un desayuno informativo, en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, en Bilbao junto al candidato a lehendakari de C's, Nicolás de Miguel, que ha reiterado su apuesta por una "armonización" fiscal, si bien ha reconocido que "ahora mismo no hay ningún clamor" en relación al Concierto económico vasco ni en la sociedad vasca ni en la sociedad española en su conjunto.
Durante la presentación del candidato a la Lehendakaritza, Rivera ha destacado la importancia de que Ciudadanos entre en el Parlamento vasco porque es "el partido de las soluciones" en un contexto en que "algunos políticos se han empeñado en que los políticos sean también un nuevo problema" para el país. Su partido, ha remarcado, va a proponer "cambios tranquilos, sensatos y consensuados".
Consciente de que Ciudadanos "no va a ganar las elecciones" en Euskadi, ha advertido de que "lo único que puede cambiar algo del mapa político vasco es que entre C's" porque, según ha subrayado, "todo el mundo sabe que va a ganar el PNV, pero que no va a tener mayoría, que el PSE va a apuntalar y entregar sus escaños al PNV, que el PP va a intentar hacer cambio de cromos con el gobierno de España".
En este sentido, ha manifestado que "no nos van a poder callar" en el Parlamento vasco como, a su entender, sí puede ocurrir con el PSE-EE, porque "dependerá el Gobierno vasco de ellos o estarán en él", y con el PP, porque "quizá dependa el Gobierno de Madrid".
Rivera, que ha precisado que el objetivo es "construir un proyecto a largo plazo", ha criticado también a aquellos que "no tienen proyecto" y solo dicen que "no hay que votar a otros". "Algunos solo se han preocupado de que los demás no prosperen. En cambio, yo no me preocupo de cómo le vaya a los demás, sino de que nosotros podamos ofrecer un proyecto común a todos los vascos y a todos los españoles", ha apuntado.
Por otro lado, ha advertido al PNV de que "tiene que escoger" porque "no se puede ser europeísta y, a la vez, romper la Caja única de la Seguridad Social". En este sentido, ha censurado que la ruptura de la caja única de la Seguridad Social supondría "un paso atrás" ya que, a su entender, lo que debería impulsarse es "una futura caja europea".
"Hay que mirar al siglo XXI", ha apelado Rivera, que ha añadido que habrá que debatir "abiertamente" sobre "cómo vamos a pagar nuestras pensiones" dentro del Pacto de Toledo porque "no podemos seguir engañando a los ciudadanos".
Entre los asuntos que Ciudadanos planteará en Euskadi, ha citado la lucha contra "el clientelismo", del que ha considerado "hay mucho", ya que las comunidades autónomas no pueden convertirse "en cortijos o en caseríos de nadie".
EL CONCIERTO "NO ES UN CLAMOR"
Por su parte, el candidato a lehendakari, Nicolás de De Miguel, ha asegurado que en la formación naranja representa "la nueva política, con principios y valores claros que apuestan por la regeneración" y ha incidido en que "esta nueva política es la que ha dicho 'no' al inmovilismo, al populismo y al nacionalismo".
En palabras del candidato, "los viejos partidos no son alternativa, sino alternancia". En este sentido, ha incidido en que "mientras otros se dedican a atacar al adversario, nosotros atacamos a la corrupción, el paro o la precariedad laboral" porque "son las propuestas de regeneración las que interesan a los vascos".
El candidato a lehendakari ha explicado que "activar la economía, potenciar el Estado de Bienestar, mejorar la educación o eliminar las trabas burocráticas que dificultan la vida laboral de los autónomos" son los ejes principales de su formación para Euskadi. De Miguel también ha subrayado, además, la "necesidad de eliminar la grasa de las instituciones públicas, donde sobran altos cargos superfluos y no los funcionarios".
En relación al Concierto vasco, De Miguel ha afirmado que C's apuesta por "la libertad, igualdad y solidaridad entre los españoles y también entre los vascos". No obstante, ha subrayado que no pretende "igualar a la baja", sino "al alza".
El candidato de Ciudadanos ha reconocido que el Concierto está recogido en la Constitución y "ahora mismo no hay ningún clamor" ni en la sociedad vasca ni en la sociedad española en su conjunto. Según ha explicado, C's apuesta por una armonización fiscal en toda Europa y "tarde o temprano será así".
"Lo interesante sería que hiciéramos también nosotros los deberes en casa, pero no es ahora mismo una prioridad", ha afirmado Nicolás de Miguel, que ha insistido en que "actualizar" el Cupo es "de sentido común".
Finalmente, se ha referido a la política lingüística, recordando que el castellano "es tan de aquí como el euskera, tal y como decía Koldo Michelena".
De Miguel ha destacado que C's es "muy respetuoso con las distintas lenguas de nuestro país", si bien ha precisado que "otra cosa bien distintas son los atropellos que se han cometido en nombre de los derechos de las lenguas" sobre todo en la administración pública y que ha supuesto "marginar a buena parte de la población".