Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera llama al alcalde de Burgos a negociar y dice que si quiere seguir deberá firmar unos compromisos programáticos

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho un llamamiento a negociar al alcalde de Burgos, el 'popular' Javier Lacalle, para evitar la moción de censura y le ha recordado que si quiere seguir en su puesto de regidor deberá firmar unos compromisos programáticos.
La oposición en el Consistorio burgalés (PSOE, Imagina Burgos y Ciudadanos) valoran presentar una moción de censura contra el Gobierno municipal del PP, que cuenta con 9 representantes. En cuanto al resto de formaciones, los socialistas cuentan con siete, Imagina Burgos con seis, Ciudadanos con tres y hay dos concejales no adscritos.
"Igual en este momento, si quiere seguir siendo alcalde, tendrá que comprometerse a una serie de cuestiones programáticas y eso habrá que negociarlo. A lo mejor cuando uno gobierna en minoría tiene que escuchar a los partidos de la oposición y llegar a acuerdos, que es lo que no ha hecho el alcalde actual", ha señalado Rivera en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.
Tras recordar que Lacalle no quiso "en su día" firmar ningún acuerdo con Ciudadanos, el líder de la formación naranja ha trasladado la disposición de la formación a "escuchar, hablar, a llegar a acuerdos" y ha recalcado que una moción de censura tiene que estar "muy justificada" como, ha ejemplificado, en un caso de corrupción flagrante.
"Nuestro objetivo no es cambiar de alcalde cada seis meses", ha enfatizado Rivera, quien ha recordado que Ciudadanos es partidario de "negociar con la lista más votada y llegar a acuerdos". "Nuestra intención es dar estabilidad allí donde estamos y donde somos decisivos pero también es necesario que los que gobiernan se comprometan a una serie de cuestiones, me parece legítimo", ha apostillado.
En cualquier caso, se ha mostrado esperanzado en que esta "incertidumbre" sobre la moción de censura "se pueda solventar con negociación, con acuerdos y con un poquito de humildad". "Cuando uno no tiene mayoría absoluta", ha recalcado, "tiene que saber negociar y escuchar a la oposición".